España amplía el uso de AstraZeneca mientras Alemania lo limita

Sanidad decide utilizar la vacuna más allá de los 65 años en trabajadores esenciales no retirados el día que Alemania suspende la inoculación a los menores de esa edad tras detectar 31 casos de trombosis

Astrazeneca

Imagen de archivo de una dosis de la vacuna de Astrazeneca

El Gobierno ha decidido ampliar el uso de la vacuna de AstraZeneca a personas que superen los 65 años La Comisión de Salud Pública ha aprobado la actualización cinco de la estrategia de vacunación que, además de incorporar la inoculación al tramo de edad entre 55 y 65 años –a quienes ya se estaba administrando la vacuna–, incluye la inyección de esta vacuna a los trabajadores esenciales mayores de 65 años que continúan en activo, como profesores o policías, por ejemplo.

La ampliación en el uso del tratamiento de la vacuna anglosueca contrasta con la limitación que acaba de establecer Alemania, donde solo se administrará de manera general a los mayores de 60 años. La medida sigue la recomendación de la comisión permanente de vacunación, que reacciona ante los efectos secundarios de la vacuna.

Varios territorios llegaron a suspender la inmunización con AstraZeneca debido a nuevos casos de trombosis detectados, concretamente 31, de los que nueve fueron mortales.

Janssen, Pfizer y Moderna para mayores de 65 años

La otra novedad más importante en la actualización de la estrategia es la incorporación de las vacunas de Janssen, que se prevé llegue a España el 19 de abril tras recibir la aprobación europea. Las dosis se destinarán a los mayores de 65 años, de manera que el nuevo tratamiento servirá de refuerzo a los de Pfizer y Moderna, que también se utilizan de manera prioritaria para grupos de avanzada edad.