Feijóo baraja restricciones duras a la movilidad y en los centros comerciales

El comité clínico propone situar a toda Galicia en los dos niveles más altos de alerta por coronavirus, lo que conllevará el cierre de la hostelería a las 18 horas y, en la práctica, la clausura de muchos establecimientos

O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado do conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, e da conselleira de Política Social, participa na reunión por videoconferencia do comité clínico de expertos sanitarios.

O presidente da Xunta, Alberto Núñez Feijóo, acompañado do conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, e da conselleira de Política Social, participa na reunión por videoconferencia do comité clínico de expertos sanitarios.

El presidente de la Xunta tiene sobre la mesa una nueva oleada de restricciones duras para intentar frenar el avance del coronavirus, desbocado desde la entrada del nuevo año y con las celebraciones de Navidad como agravante.

El comité clínico, reunido este martes, considera que Galicia debe pasar a los niveles de mayor riesgo, el máximo y el medio-alto, lo que implica que las reuniones de personas se limitarán a cuatro y que toda la hostelería deberá cerrar a las 18 horas. En la práctica, para aquellos municipios que se engloben en el nivel máximo, se estima que más de 60, supondrá la clausura de muchos establecimientos, pues solo podrían trabajar con la terraza al 50% de capacidad aquellos que la tengan, una sugerencia no demasiado apetecible en el mes de enero y en plena ola de frío.

Imaxe

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, comunicarán este miércoles la decisión final, que se da por hecho que implicará duras restricciones debido a la intensa propagación del virus en las últimas semanas, cuando Galicia pasó de los 5.777 casos activos del 1 de enero a los 8.810 actuales, más de 3.000 nuevos contagios detectados en 12 días.

Sobre la mesa del mandatario autonómico está una fuerte restricción de la movilidad. Aunque los niveles de alerta más altos ya implican un cierre perimetral, es previsible que se establezcan cierres individuales por municipios, con el objetivo de aislar los focos más importantes. En consecuencia, se reducirían las llamadas “almendras”, territorios limítrofes por los que se podía circular sin causa justificada, como A Coruña y Arteixo, por ejemplo.

En la reunión de este martes también se barajaron medidas más duras para los centros comerciales e incluso para el comercio, en general, que tendrá que asumir una limitación de aforo al 50% en todo el territorio. En el caso de las grandes superficies, las últimas medidas que implantó la Xunta en noviembre implicaban el precinto de zonas de descanso y la reducción a un tercio el aforo de las zonas comunes, donde solo se podía circular para desplazarse a otro punto, pero no permanecer en ellas. En los establecimientos se mantuvo la norma del 50% que fijan los niveles más altos de alerta de Sanidade. También se valora recomendar mecanismos para controlar el aforo.

Feijóo pedirá a la población este miércoles que guarden el mayor distanciamiento social posible. De hecho, el comité clínico opina que la mejor política es la de mantener reuniones únicamente con convivientes, un mensaje que ya trasladaba desde antes de las celebraciones navideñas.

Las nuevas medidas deberían entrar en vigor el jueves y es previsible que se prolonguen durante, al menos, todo el mes, ya que no se espera que la pandemia remita en la próxima semana. Todavía queda por medir el impacto que haya tenido la relajación en las restricciones de movilidad y reuniones de Nochevieja y Reyes.