Las residencias gallegas se mantienen libres de coronavirus tras la campaña de vacunación

Galicia encadena su tercera jornada consecutiva sin casos activos por Covid-19 tras completar el proceso de vacunación

Residencias

Una profesional sanitaria camina frente a la residencia de mayores Coviastec, en Silleda, Pontevedra, Galicia (España), a 22 de marzo de 2021. Europa Press

Galicia blindas las residencias. Los geriátricos de la comunidad, que han sido los centros más afectados por la pandemia, dan la vuelta a su situación gracias a la campaña de vacunación.

Los últimos datos facilitados este sábado por la Consellería de Política Social revelan que las residencias gallegas continúan, por tercera jornada consecutiva, sin usuarios contagiados por Covid-19. En sus instalaciones tan solo se registran dos contagios, que se corresponden a trabajadores, después de que el pasado miércoles recibiesen el alta 11 residentes de la Coviastec de Silleda (Pontevedra) y se redujese el balance total a cero positivos.

Precisamente a la residencia de Silleda se corresponde uno de los dos positivos detectados entre el personal del centro, cifra a la que se suma la de otro empleado de una residencia de Oleiros (A Coruña).

El recorte de casos en las residencias gallegas

Por su parte, los centros de discapacidad gallegos no han experimentado cambios, ya que siguen sin presentar casos de covid-19 ni entre sus usuarios ni entre sus trabajadores.

Esta situación se produce después de que, durante la tercera ola del coronavirus, las residencias gallegas registrasen un pico de usuarios contagiados, 466. Esto ocurrió el 24 de enero, un día antes de cumplirse los siete días necesarios desde la administración de la segunda dosis de la vacuna para generar inmunidad, dado que este proceso arrancó de forma generalizada el 18 de enero.

Desde el día 25, y aún a pesar de algunos brotes, las residencias de mayores gallegas han ido experimentando un progresivo descenso en la cifra de usuarios afectados. Así, el 27 de enero, un mes después del inicio de la vacunación en la comunidad, eran 445 los usuarios positivos mientras que el 27 de febrero la cifra se situaba en los 50, unas cifras que la comunidad ha logrado reducir ahora a cero.