Los médicos de Ourense ven «insostenible» la pandemia y piden un confinamiento

El Colegio de Médicos de Ourense cree necesario decretar un confinamiento de 20-30 días en el que se mantengan la actividad educativa y los paseos al aire libre

Covid-19 en Ourense

Gente haciendo deporte en Ourense – Rosa Veiga – Europa Press

El Colegio de Médicos de Ourense ve imposible controlar la pandemia con las medidas de restricción actuales y pide un confinamiento total de la población. A través de un comunicado, la organización ha reclamado tanto a la población como a los representantes políticos que apliquen «medidas muy contundentes para frenar cuanto antes la rápida y negativa evolución de los contagios» y, entre ellas, un confinamiento domiciliario, que, a su juicio, es «la forma más rápida y segura para minimizar al máximo los ingresos hospitalarios y las muertes».

Su recomendación pasa por mantener un encierro similar al decretado en marzo del año pasado, aunque con excepciones. En este sentido abogan por que su duración no sea superior a los 20 o 30 días, que se permita la actividad escolar, el deporte individual y los paseos al aire libre de los convivientes.

El Colegio de Médicos de Ourense lanza este mensaje ante la escalada de contagios por coronavirus que «está llevando al límite de sus posibilidades al sistema sanitario, una sobrecarga asistencial cada vez más difícil de asumir».

Llamamiento a la población y a los políticos

De no aplicarse el confinamiento domiciliario, el colegio ha señalado que sí «es necesario restringir la actividad fuera de casa a lo verdaderamente esencial», así como «prohibir las reuniones y encuentros entre no convivientes, sobre todo en espacios cerrados, incluyendo domicilios particulares».

Además, el Colegio de Médicos de Ourense pone el foco en que las fuerzas hagan cumplir, «mediante los cambios legislativos que sean necesarios», las prohibiciones estipuladas con las consecuencias penales que correspondan.

El Colegio de Médicos de Ourense ha reconocido «ser conocedor» de los costes económico y social que las medidas que proponen podrían conllevar, pero han destacado que «en estos momentos la prioridad es salvar vidas y garantizar la asistencia sanitaria a todos los pacientes, tanto a los infectados por Covid-19 como al resto».