O Marisquiño da portazo a Vigo y trasladará el festival a fuera de Galicia

Los organizadores cancelan la edición de 2020 y avanzan su traslado fuera de Galicia ante el recorte del 70% en las ayudas públicas que recibe

O Marisquiño

Imagen de archivo de una edición de O Marisquiño en Vigo

Nuevo mazazo para el turismo gallego. El festival O Marisquiño ha cancelado su edición de 2021 «ante la imposibilidad de obtener apoyos institucionales suficientes» y se ha despedido de Galicia tras 19 años de multitudinarias celebraciones en la ciudad de Vigo.

En un comunicado publicado este lunes, la promotora del festival (Factor Ulises) ha avanzado que O Marisquiño «no volverá a celebrarse en Vigo» y se planteará marcharse de Galicia «dadas las dificultades» para conseguir el respaldo de las administraciones. En concreto, la empresa se queja de «la falta de financiación y otros obstáculos técnicos no permitían garantizar la celebración en condiciones adecuadas de las Copas Mundiales de Skate, Dirt Jump y Basquet 3×3, además del BMX, que eran una de las señas de identidad del festival».

Según ha manifestado, «hace unas semanas parecía posible que el evento pudiese celebrarse en su recinto habitual», pero, sin embargo, “en los últimos días se ha comunicado a la organización que el principal apoyo institucional de O Marisquiño, el Ayuntamiento de Vigo, recortaría un 70% la partida que dedicaba al evento, que incluía además la aportación realizada por la Diputación de Pontevedra».

Reguero de «dificultades»

Ante lo que definen de “enorme recorte de la financiación institucional”, sumado a las “incógnitas sobre el apoyo de la Xunta al evento y a las dificultades técnicas por las obras en curso por parte de la Autoridad Portuaria, que impiden la celebración del Dirt Jump», los organizadores dan portazo a la celebración del festival en Galicia, si bien expresan su comprensión sobre que la situación de crisis sanitaria lleve a «destinar fondos a atender otras prioridades».

Desde Factor Ulises recalcan que la empresa no puede «permitirse afrontar un segundo año consecutivo de pérdidas, ni tampoco continuar con la incertidumbre de saber cuándo será posible organizar de nuevo en Vigo un evento con las necesidades que implica O Marisquiño”, al tiempo que han remarcado su lucha “contra viento y marea para mantener a la ciudad como sede del festival», a pesar de «dificultades» como la pandemia y el accidente de 2018, por el que más de 130 personas resultaron heridas tras el desplome de una pasarela de madera en el Puerto de Vigo durante un concierto.

«O Marisquiño es un festival gratuito, que dejaba un importante retorno económico a la ciudad y que transmitía la imagen de Vigo. Creemos que todo esto suponía una activo importante para la ciudad y para Galicia en pleno año Xacobeo, que ahora, por desgracia, se pierde», han lamentado.