Ofensiva total de la CIG contra el veto europeo a la pesca de fondo

La central sindical insta a articular una ofensiva “judicial, institucional y movilizadora” ante una decisión que amenaza “millones de empleos” en la comunidad

Xavier Aboi y Paulo Carril en la rueda de prensa en Vigo

Xavier Aboi y Paulo Carril en la rueda de prensa en Vigo. CIG

Continúan las reacciones ante la decisión de Bruselas de establecer un veto a la pesca de fondo en 87 caladeros del Océano Atlántico. La CIG ha llamado este martes a articular una ofensiva «judicial, institucional y movilizadora» contra la medida, que entrará en vigor este domingo y que constituye un «duro golpe» para la flota gallega ya que amenaza «millones de empleos» en la comunidad.

Así lo ha destacado en una rueda de prensa el secretario xeral de la Confederación, Paulo Carril, quien ha anunciado que la CIG prepara un recurso contra la decisión de la Comisión Europea. Por otro lado, el secretario reclama la adopción de medidas compensatorias para las personas y empresas afectadas. 

Frente común

Carril y el responsable de CIG-Mar, Xavier Aboi, han incidido en la urgencia de hacer «un frente común» que garantice una respuesta «contundente» ante la inminente aplicación de este reglamento «devastador» para la pesca gallega.

La organización sindical ha mantenido contactos en los últimos días con diferentes asociaciones de armadores para abordar la situación. Además, también ha asegurado que trataron de contactar «sin éxito» con el Gobierno y con la Xunta para articular una ofensiva judicial con la presentación de tres recursos: uno por parte de los sindicatos, otro por las empresas y otro por las instituciones.

Tal como recoge la CIG en un comunicado, el sindicato ya está preparado para la presentación del recurso, «teniendo en cuenta que se atacan los intereses de los marineros gallegos«, por lo que consultó con la Universidade da Coruña y de Santiago para abordar el apartado jurídico.

Medidas cautelares

El secretario xeral de la central sindical ha reconocido que este recurso no va a impedir la entrada en vigor del reglamento, «pero se pueden solicitar la adopción de medidas cautelares, tal como lo demanda el propio sector».

«Nos preocupa mucho que la desidia de los gobiernos se traduzca en un amarra de la flota o en su desplazamiento en el peor de los casos, que es lo que parece que busca la Unión Europea», ha lamentado. «Ni a España ni a Europa les importa nuestra flota», ha añadido.

Para él, la movilización va a ser un «elemento fundamental» en este conflicto, por lo que ha llamado a todos los gallegos a sumarse a la manifestación convocada en Ribeira (A Coruña) el próximo sábado, día 8 de octubre, a las 19,00 horas.