Sanidade pide a las fuerzas de seguridad que sean “inflexibles” con los hosteleros

El conselleiro de Sanidade dice que un número “muy considerable” de establecimientos tuvo “comportamientos irresponsables” y advirtió que “se juegan el cierre”

Sanidade pide a las fuerzas de seguridad que sean “inflexibles” con los hosteleros

Más leña al fuego. Si los hosteleros se quejan de la criminalización del sector, la Xunta lleva desde el viernes, primer día de apertura de los locales tras el mes de cierre, cargando contra la hostelería. Al menos contra los establecimientos que tilda de “incumplidores” respecto a la normativa establecida para la reapertura.

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, fue más allá y pidió a las fuerzas y cuerpos de seguridad que “redoblen los esfuerzos” y sean “inflexibles” con los incumplimientos de las restricciones. «Los que incumplen se juegan el cierre futuro de sus locales, pero también de los que están cumpliendo las normas«, aseguró.

No son declaraciones espontáneas. El departamento de comunicación de la Xunta ha remitido durante este sábado dos comunicados difundiendo las palabras del vicepresidente Alfonso Rueda y del conselleiro de Sanidade con mensajes similares.

Sanidade ve con «preocupación» la desescalada

García Comesaña alega que están «francamente preocupados» por «cómo se está produciendo la desescalada», especialmente en este sector, y ha recordado que muchas familias «han sufrido enormemente por el cierre de las últimas semanas», tanto hosteleros como proveedores.

«Por eso, toda la hostelería abrió sus puertas con ilusión y, en muchísimos casos, con responsabilidad para que en los locales y en las terrazas podamos estar con la máxima seguridad», ha señalado.

El titular de Sanidade ha recordado que «tanto en el interior como en el exterior deben de estar todas las mesas montadas» y que «solo el 30% en el interior y el 50% en el exterior» deben estar habilitadas. «Esto favorece el control visual de todos, tanto de usuarios como de los propios hosteleros y, además, garantiza la distancia de seguridad», ha señalado. También ha incidido en que, en las terrazas, por cada mesa ocupada, debe de haber una desocupada a su lado.

«Así lo hablamos con los hosteleros y así está recogido en el DOG y, por lo tanto, es la norma», ha subrayado en consellerio, que ha pedido «responsabilidad» a la hostelería. «A las asociaciones, que insistan en este mensaje; y a los propietarios, que cumplan con lo que está pactado y es norma», ha apuntado.

Mensaje también para los clientes

Por último, ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos. «Que exijan ellos también este cumplimiento por su seguridad y que utilicen la mascarilla todo el rato, salvo en el momento que van a comer y a beber», ha pedido el conselleiro, que también ha recordado que no se puede fumar en las terrazas.

«Apoyamos a los locales y ciudadanos que cumplen y apremiemos y concienciemos a aquellos que no lo están haciendo», ha subrayado.