El director general del Gremio de Restauradores de Barcelona, Roger Pallarols, habla con los medios después de reunirse este miércoles con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Palarols indicó que la reunión fue “muy tensa”. /JMC

Hosteleros contra la Generalitat: “No saben de salud ni de economía”

stop

La decisión de la Generalitat de cerrar bares y restaurantes supondrá el cerrojazo a 9.000 establecimientos y el envío de 80.000 personas a los ERTEs

Josep Maria Casas

Economía Digital

El director general del Gremio de Restauradores de Barcelona, Roger Pallarols, habla con los medios después de reunirse este miércoles con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès. Palarols indicó que la reunión fue “muy tensa”. /JMC

Barcelona, 16 de octubre de 2020 (06:55 CET)

El Gremio de Restauración de Barcelona sigue luchando contra el cierre de bares y restaurantes decretado por la Generalitat. Su director general, Roger Pallarols, indica que esta medida supone la clausura de 9.000 establecimientos y el envió de 80.000 personas a los ERTEs tan solo en la ciudad de Barcelona. En esta entrevista deplora la gestión de los políticos que no son capaces de salvar la sanidad ni la economía.

La Generalitat ha ordenado el cierre de todos los bares y restaurantes durante 15 días. ¿Cuál será el impacto económico de esta medida?

No solo será una pérdida económica de 15 días o de 30 días, si finalmente deciden encerrarnos durante todo un mes. Las pérdidas irán más allá del periodo de cierre porque afectarán a medio y largo plazo. Esta decisión acelerará el cierre definitivo de muchas empresas y, por lo tanto, acelerará la desertización empresarial. El cálculo de pérdidas debe tener en cuenta la destrucción de tejido empresarial y la incapacidad que luego tendremos para reactivar la economía. Esta medida tan drástica llega en el peor momento, cuando las empresas del sector están más débiles.

¿Cuántas empresas están obligadas al cierre?. ¿Cuántos trabajadores engrosarán en los ERTEs?

Tan solo en la ciudad de Barcelona, la Generalitat ha dicho a 9.000 empresas que están con el agua al cuello que cierren y que se las apañen como puedan. Y si no se pueden apañar, que cierren definitivamente Esto aumentará el proceso de destrucción empresarial que vive ciudad. Enviarán a 80.000 personas a un ERTE, diciéndoles que no saben cuando cobrarán.

¿La medida ayudará a combatir la pandemia?

La Generalitat tiene un doble reto: combatir la crisis sanitaria y la económica. En el caso de la crisis sanitaria, es evidente que no han alcanzado el éxito, sino el fracaso. Y en el combate de la crisis económica, es evidente que han tirado la toalla porque la única respuesta que dan es enviar, si este viernes se publica la medida en el Diario Oficial de la Generalitat, a miles de empresas al cierre. Y también a miles de personas al ERTE, cuando no saben cuando cobrarán un subsidio que necesitan para sobrevivir.

¿Se trata de salud o economía?

No hay una dicotomía entre salud y empresa. Los gobernantes recurren a la demagogia para no reconocer su incapacidad para gestionar los dos objeticos que tienen sobre la mesa, que deben conjugar: mantener a raya al covid-19 y no hundir más la economía. Cuando no lo consiguen, recurren a los cierres de bares y restaurantes como si fuésemos el origen del problema.

Informes de la sanidad pública de Inglaterra apuntan a que menos del 3% de los contagios se producen en bares y restaurantes. ¿Se han hecho estudios en España sobre los ámbitos en los que se producen los contagios?

No se han hecho. Si existieran, para nada confirmarían las decisiones que están tomando. Los gobernantes dan palos de ciego porque no son capaces de gestionar las responsabilidades que tienen entre manos. Este es el problema. Así va el país. Pagaremos muchos años las consecuencias de la incompetencia gubernamental.

En Madrid, con una situación sanitaria mucho peor, Ayuso no ha cerrado los bares…

No entro a valorar la competencia entre comunidades. Me entristecen tanto los problemas de Madrid como los de Barcelona. Dejo las ocurrencias a los que las han convertido en su oficio. Exijo a los gobiernos, en mi caso a la Generalitat, que no estrangule al sector de la restauración y que destine los recursos suficientes para mantener a raya al covid-19. Para eso pagamos el sueldo a los gobernantes. Pero demuestran que no son capaces de solucionar ni una cosa ni la otra.

¿Y qué pasa con el pago del alquiler de los locales?

El Gremio de Restauración de Barcelona hace meses que pide a los gobiernos, tanto al del Estado como a la Generalitat, que obligue a los arrendadores a asumir parte de los costes de la crisis económica que les corresponde. No podemos quedarnos sin ingresos y, encima, seguir manteniendo las cargas. De momento, las diferentes administraciones han protegido de forma escandalosa los intereses del sector inmobiliario. No podemos aceptar ninguna restricción más que no vaya acompañada de medidas compensatorias.

¿Ven alguna posibilidad de evitar el cierre?

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña se pronunciará este viernes. Lo más inteligente sería gobernar con seriedad en favor de la ciudadanía. Después de la reunión de ayer [en referencia al miércoles] en la Generalitat, deberían coger el teléfono y llamar al Gremio de Restauración para buscar juntos una salida con un doble objetivo que todos compartimos: mantener a raya al covid-19 y no hundir a las familias que viven de la restauración.


Si le ha interesado esta información, únase a nuestro canal de Telegram para recibir toda las novedades nacionales e internacionales que publicamos sobre el coronavirus: https://t.me/economiadigital_es

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad