Aznar advierte a Casado: “Hay que mantener la casa en orden”

Pablo Casado pide el tiempo que tuvieron los ex presidentes José María Aznar y Mariano Rajoy para refundar el partido y llegar a La Moncloa.

El ex presidente José María Aznar y el líder del Partido Popular, Pablo Casado. Foto: David Mudarra/PP

El ex presidente José María Aznar tiene claro que hay cosas en la vida que nunca cambian y, como experto conocedor de la política española, dio este lunes un par de lecciones a su pupilo y actual líder del Partido Popular, Pablo Casado. Podrán cambiar los tiempos, las circunstancias, las sociedades, pero no la disciplina fiscal o el mantener el orden en casa.

Así de ambiguo a la vez que contundente se mostró el líder que hace 25 años derrotase al felipismo y diera paso a ocho años de gobierno del PP. Aznar participó este martes en el Aula de Liderazgo del Instituto Atlántico de Gobierno con un diálogo sobre “España, Constitución y Libertad” junto a Pablo Casado y el que fuera responsable económico del PP, Manuel Pizarro, entre otros.

Como si de una lección profesor-alumno se tratase, el ex presidente habló de las grandes lecciones que aprendió ante de 1996 y que le llevaron a la victoria y a revalidar La Moncloa durante dos legislaturas. “Había una alternativa de Gobierno real y también una alternativa política real”. Asegura que muchos lo negaron, pero él vio que podría llegar con un proyecto nuevo.

“Nosotros fuimos parte de la transición política de España y somos parte de la historia constitucional de España. Venimos a continuar la historia de España y no quisimos alternar los parámetros de la transición, sino a consolidarlos. Hicimos unas políticas que fueron la base de unos éxitos muy grandes. Se construye sobre lo que hay, se cambia, se mejora, se reforma. Las cosas puedan cambiar. Teníamos unos deseos de cambio muy fuertes y sabíamos lo que queríamos cambiar”, dijo Aznar en advertencia a Casado.

El ex presidente José María Aznar junto al líder del PP, Pablo Casado, y el que fuera responsable económico del PP, Manuel Pizarro. Foto: David Mudarra/PP

En política siempre hay prioridades y problemas que pueden y no deben esperar. El ex presidente los identificó bien, según explicó, y se centró en eliminar el terrorismo. “El terrorismo había que combatirlo con la Ley, desechando ese empate infinito, para que no dijeran: esto no se puede combatir. Esto provocó la derrota del terrorismo en España”, señaló el ex presidente.

El segundo gran problema que se encontró fue el del paro y la economía. “Realizamos un plan donde casi el 50% de españoles encontró trabajo, en especial las mujeres”, explicó Aznar. “España había llegado tarde a casi todas las citas históricas, como la OTAN o la Comunidad Europea, y entonces lo vimos claro. Ahora teníamos la oportunidad de llegar al euro y eso cambió para bien la economía española. Habría que ver hoy la España de la pandemia y la crisis sin el euro…”, zanjó el ex presidente.

Con todo ello, el ex presidente lanzó, a modo de consejo hacia Casado el siguiente mensaje: “Los tiempos cambian, las circunstancias pueden cambiar, las sociedades pueden cambiar, pero las reglas políticas del orden fiscal, de la disciplina fiscal, de las rebajas fiscales, del mantener la casa en orden, del tener una ambición exterior, del ser todas esas cosas no han cambiado y yo creo que son buenas lecciones para el presente”.

Casado pide el tiempo que tuvo Aznar para refundar el PP

Los ex presidentes José María Aznar y Mariano Rajoy tuvieron siete años para refundar el Partido Popular antes de llegar a La Moncloa. El actual líder, Pablo Casado, reclama el mismo tiempo. “Si revisan el discurso de mi congreso nacional, ahí está el proyecto que necesita España”.

El presidente del PP quiso homenajear a su mentor y elogiar “lo que supuso para la consolidación de la Transición y la refundación para el espacio electoral, dividido desde hace décadas”.

“Yo me presente a un congreso nacional diciendo que estoy orgulloso y eso es compatible con querer erradicar cualquier conducta irregular dentro del partido, porque también es lo que hizo Aznar nada más llegar al PP”, advirtió a los dirigentes allí presentes.

Casado quiso establecer las semejanzas y diferencias entre los mandatos de Aznar y el PP actual. En 1991 nace el germen de la fundación que empieza a esbozar una alternativa programática que permite llegar al Gobierno y enderezar España. “Nosotros ya hemos anunciado que empezaremos a trabajar en una convención casi programática para profundizar esa alternativa, que ya se está haciendo pero no se percibe por los medios”, soltó Casado.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, junto al líder del PP, Pablo Casado y el ex presidente José María Aznar. Foto: David Mudarra/PP

El líder del PP ve como semejanza en aquellos años que el partido ganó Madrid y comenzó a gobernar en Valencia, sin haber ganado. “Nos ha pasado con el Ayuntamiento de Madrid y hemos recuperado Zaragoza, Oviedo, Córdoba… hay una consolidación nacional”, explicó.

Y entre sus intenciones, también está la reunificación del espacio electoral del centro derecha. “Es verdad que antes los partidos eran muy pequeños. Pero recuerdo que hace un año estábamos hablando de la urgencia de cómo se iba evitar el ‘sorpasso’ de Cs y ahora el de Vox y siempre hemos salido”.

La izquierda y los populismos

Entre las diferencias también se encuentra la izquierda, los medios de comunicación y el auge de los populismos. Casado tiene muy claro el proyecto que quiere para el PP y lo explica analizando las diferencias con el de Aznar.

“Aznar llevó al partido donde estaba la mayoría centrada, hacia ese centro reformista y liberal, cuyos estatutos consagran el Congreso de Sevilla. Yo ahora tengo que llevar a la mayoría social hacia la moderación del partido porque estamos en una sociedad polarizada”, señaló.

“Se trata de tocar la corneta ante esa mayoría silenciosa y polarizada para que vuelva al PP. El centro derecha reformista europeísta y constitucionalista. La quiebra del voto desde el año 2015 no es una quiebra por decepción, sino por imitación. La gente echa en falta nuestros valores. Los partidos que irrumpen en escena, imitan los valores del PP. Tenemos que hacer que la mayoría social vuelva a un entorno donde se pueda prosperar”, añadió Casado.

El líder del PP también destacó que sus actuales problemas nada tienen que ver con los de Aznar y la “Operación Roca, operación Conde o modernizar el partido”, aseguró. Casado da importancia a los medios señalando que ya no informan cada día sino cada minuto y esa “distorsión” provoca que “el discurso político suene a una especie de tocadiscos que vaya cada vez más rápido que la melodía”, aclaró.

Por último y sin señalar a nadie, hizo ver cómo el populismo acapara las sesiones del Congreso. “Si hacemos una sesión en la que vas sin papeles o se cita a varios autores, estás completamente fuera. Ni eres ‘retuiteado’, ni sales en el informativo, sencillamente no eres alternativa y te tienes que acomodar a los demás porque insultan más”, agregó Casado.

“Pero a nosotros nos da igual”, sentenció el líder del PP. Por eso pide tener el tiempo que tuvieron los ex presidentes de su partido en 1991 y en 2006. “Estamos convencidos de que al final lo conseguiremos: llegar al gobierno de España y mejorar este país como consiguió hacerlo Aznar”, zanjó su intervención con su amiga y compañera, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, aplaudiendo entre el público a rabiar y sin ningún miembro del PP de Rajoy en la sala.