Casado lanza una OPA sobre Ciudadanos ante la debilidad de Arrimadas

Fuentes cercanas a Ciudadanos prevén que en los próximos días se produzcan "bajas masivas" de militantes cercanos a Albert Rivera

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (c), la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), y el alcalde de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i), asisten al acto de Estado de reconocimiento y memoria a todas las víctimas del terrorismo. EFE/Mariscal

El presidente del Partido Popular, Pablo Casado (c), la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), y el alcalde de la Comunidad de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (i), asisten al acto de Estado de reconocimiento y memoria a todas las víctimas del terrorismo. EFE/Mariscal

En Ciudadanos cada vez son menos. La moción de censura que los naranjas presentaron esta semana en Murcia a su propio Gobierno no ha hecho más que amainar a un partido ya de por sí debilitado. “Nos lleva a la ruina”, decían esta semana los dirigentes más críticos con Inés Arrimadas, desde Toni Cantó hasta el más juicioso por excelencia, Francisco Igea. Y ante esta situación, el PP no ha dejado pasar la oportunidad y ha aprovechado esta debilidad para animar explícitamente a sus militantes a abandonar la formación y unirse a sus filas.

 “El PP es la casa común del centro derecha y sus puertas están abiertas a todos los que les importa España y la libertad”, ha señalado Pablo Casado este sábado a través de su cuenta de Twitter. Ya hacía tiempo que los populares querían absorber a Ciudadanos y en esta semana tan convulsa han visto el momento ideal para lanzar esta OPA que podría contribuir a la desaparición de los naranjas del tablero político.

El líder del PP no solo ha hecho este inocente llamamiento sino que, según ha adelantado El Periódico, ha ordenado que se tantee a cargos de Cs de todas las comunidades para atraerlos a su partido. Esta orden llega cuando quedan menos de 48 horas para que se celebre la Ejecutiva Nacional del partido, convocada por Arrimadas en contra de su voluntad por la insistencia de personalidades de peso como Begoña Villacís o Juan Marín. Y las salidas del partido ya han comenzado.

Fran Hervías, del núcleo de Rivera, abandona Cs

Fuentes cercanas a Ciudadanos han informado a última hora de este sábado a Economía Digital que Fran Hervías, exsecretario de organización del partido y uno de los fieles a Albert Rivera, ha comunicado su marcha del partido. “Hoy es un día triste -comenzaba la carta que le ha enviado a los altos cargos- tras casi 15 años de militancia en Cs (…) es momento de decir adiós”. Así, Hervías abandona la política.

El exsecretario de organización ha justificado su dimisión por el acercamiento que se ha producido entre Arrimadas y Sánchez- “Durante estos meses he justificado internamente mi malestar (…) por la estrategia política que abandonaba nuestros valores de defensa de la libertad, la igualdad, la solidaridad y la unión. El sanchismo es incompatible con la libertad y así he intentado hacerlo ver en varias ocasiones sin éxito“, ha puntualizado.

Fuentes cercanas a Ciudadanos prevén que en los próximos días se produzcan “bajas masivas” de militantes de toda España

Las mismas fuentes prevén que en los próximos días se produzcan “bajas masivas” de militantes de toda España. “Personas que fueron fieles a Rivera están moviendo los hilos para que se produzcan”, han asegurado.

La moción de censura en Murcia incrementa la brecha en Cs

Esta especie de Juego de Tronos que lleva tiempo afectado al partido se intensificó este miércoles, el mismo día en el que Ciudadanos intentó desbancar al PP de la presidencia murciana en una maniobra que ideó junto al PSOE durante más de un mes, según adelantó en exclusiva Economía Digital.  Las negociaciones con los socialistas fueron la excusa perfecta para que los de Casado se animaran a pedir la unión para construir una alternativa a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias.

El consejero de Salud de la Comunidad de Murcia Manuel Villegas (d), durante un momento de la rueda de prensa que ofrecido junto al presidente de la comunidad Fernando López Miras (i), para anunciar su dimisión / EFE

En aquel momento, el secretario general de los populares, Teodoro García Egea, ya tendió su mano a todos los naranjas que se sintieran traicionados “sus valores liberales y su idea de España”: “Hoy comienza un proceso de unión dentro del PP con los que no quieren ver un espectáculo como hoy”, aseguró Egea.

Y no solo se refirió a Ciudadanos, sino “a cualquier otro partido” de la nueva política. Así, dejó también las puertas abiertas a los cargos de Vox en un momento en el que la Comunidad de Madrid vive un contexto preelectoral (a falta de que lo confirme el Tribunal Superior de Justicia de la región). Los sondeos apuntan a un crecimiento de estas dos formaciones.

La negativa de Arrimadas a convocar la asamblea general

Pero la fractura de Ciudadanos viene de antes y el 10 de marzo de 2021 fue tan solo el día en el que todavía se hizo más intensa y evidente. Justo antes de que las mociones de censura presentadas en tres comunidades autónomas desataran un terremoto político, Arrimadas se negó a convocar una nueva asamblea general interna justificando que no había pasado ni un año desde el cónclave del cual salió elegida para ser la sucesora de Albert Rivera.

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (i), junto a Ignacio Aguado durante la campaña electoral catalana. EFE/Quique García/Archivo
La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas (i), junto a Ignacio Aguado durante la campaña electoral catalana. EFE/Quique García/Archivo

La presidenta de Cs pidió respeto a la democracia interna, ya que “esa estrategia la aprobó más del 90% de la militancia” y quiso recordar que las cifras la avalan ante las voces críticas de su partido. Sin embargo, la corriente de los renovadores lleva insistiendo en ello desde la debacle de las pasadas elecciones catalanas, cuando el partido pasó de 36 a 6 escaños.

Una vez acorralada, Arrimadas y su núcleo han prometido explicar los últimos movimientos que ha llevado a cabo el partido, tanto voluntaria como involuntariamente, hasta ahora, según explican fuentes de la dirección. “Aquí no se esconde nadie”, señalaron desde la dirección nacional a este diario.

Un comentario de la vicealcaldesa de Madrid fue el que abrió la veda: “Se hace más necesario que nunca la convocatoria de un Comité Ejecutivo. Cs nunca ha tenido miedo a rendir cuentas, ni al debate, ni a las explicaciones. Así ha sido siempre, y así debe seguir siendo”.

Según fuentes del partido, Villacís tiene papeletas para ser quien sustituya a Ignacio Aguado en la Asamblea. Y es que, aunque este viernes Arrimadas mostró su apoyo a el que hasta ahora era vicepresidente de la comunidad, no quiso responder a la pregunta de si seguiría al frente de los naranjas.