La Generalitat prorroga un año el contrato de Ferrovial para el teléfono del covid

La Generalitat mantiene el contrato de rastreadores con Ferrovial y, además, ahora le prorroga el de gestión del servicio de emergencias 061

La Generalitat catalana ha prorrogado el contrato con Ferrovial para la gestión de parte del 061, el servicio telefónico de emergencias médicas.

El servicio de emergencias 061 concentra desde el inicio de la pandemia la mayor parte de las consultas de los ciudadanos sobre el covid-19. Es uno de los teléfonos a los que recurren si presentan síntomas compatibles con la enfermedad.

Ferrovial también gestiona desde la pasada primavera parte del polémico sistema de rastreo de los contactos de positivos por covid-19. Aunque la consejera de Salud, la republicana Alba Vergés, anunció que suspenderían este contrato por el alud de quejas de los sanitarios, nunca lo han rescindido.

Los sanitarios catalanes siempre han argumentado que se debía potenciar la atención primaria para que se encargase del rastreo de contactos en vez de encargar este trabjo a una empresa externa sin experiencia.

La Generalitat no solo mantiene el contrato de rastreadores con Ferrovial sino que, ahora, prorroga el de gestión del 061.

Quejas durante la primera ola

Durante la primera ola de la pandemia, el 061 se colapso por el alud de llamadas. A causa del mal funcionamiento del servicio, que entonces era de pago, el gobierno de la Generalitat anunció que pasaba a ser gratuito.

Cataluña fue una de las últimas autonomías en habilitar un teléfono gratuito para que los ciudadanos hicieran consultas sobre el coronavirus. Una persona podía pagar más de 10 euros por el tiempo que se tardaba en establecer la comunicación, que en muchos casos superaba la hora, según se indicó en un debate en el parlamento catalán.

En las redes sociales se multiplican los mensajes sobre el mal funcionamiento del 061. Incluso la consejera de catalana de salud, Alba Vergés, rogó a los ciudadanos que hicieran un “un uso responsable” de este servicio.

Fueron los propios ciudadanos los que, a través de las redes, aconsejaron llamar al 112, el teléfono de emergencias, mediante el cual también se puede conseguir una derivación a un centro sanitario. 

Ferrovial se vio salpicada por el escándalo de corrupción del caso Palau, relativo a la financiación ilegal de la desaparecida Convergència. Sin embargo, los directivos de la constructora fueron absueltos.