Los barones del PP no irán a Colón, solo Ayuso

Las dudas de Pablo Casado sobre su asistencia a la concentración en Colón están vinculadas al miedo de que Isabel Díaz Ayuso le robe protagonismo

Pablo Casado, acompañado de cuatro de los presidentes autonómicos del PP./ EFE

Pablo Casado, acompañado de cuatro de los presidentes autonómicos del PP./ EFE

Los barones del PP no quien reeditar aquella foto de Colón de 2019, cuando se unieron a Vox y Ciudadanos para pedir a Pedro Sánchez que no negociara con los independentistas. Dos años más tarde la premisa es prácticamente la misma: el no a los indultos de los presos catalanes. Sin embargo, la nueva imagen que salga de la concentración del próximo 13 de junio será muy distinta. Tan solo Isabel Díaz Ayuso, nuevo fenómeno de masas, acompañará a Pablo Casado. El resto de líderes autonómicos populares evitarán la asistencia. 

Génova no ha dado de momento ningún tipo de instrucción al respecto, según ha adelantado La Razón. El PP no salió bien parado de la última manifestación. Tras ella se produjo el despegue nacional después haber cosechado apenas dos meses antes doce escaños en Andalucía. Además, el discurso del PP, hasta ahora, era de englobar a los votantes de centro en torno al PP. Y una nueva foto de Colón podría alejarle de esa idea. 

Pero la excusa principal que dan los presidentes regionales es el miedo a que la presencia del PP sea contraproducente. Según ha informado el citado diario, han recordado que cuando el PP de Mariano Rajoy salió a la calle en contra de José Luis Rodríguez Zapatero provocó que “el PSOE ganase con más fuerza en 2008”. 

La estrategia de Vox de unirse a una movilización dirigida por la sociedad civil ha provocado que tanto la dirección del PP como la de Ciudadanos se lo piensen dos veces antes de volver a la mítica plaza madrileña.

Génova teme que Ayuso robe protagonismo a Casado

Ambos partidos tardaron en confirmar la asistencia de los líderes. En el caso de Inés Arrimadas, su presencia es necesaria para que la formación naranja no desaparezca del mapa. Y, lo sorprendente, es que el miedo en el PP en esta concentración y sus decisiones ya no están vinculadas a que Santiago Abascal les robe protagonismo, sino que lo haga la propia Ayuso, según han reconocido fuentes de la cúpula a La Razón.

Por otro lado, la postura de Génova se centra en que la movilización del PP debería llevarse a cabo en el plano institucional. “Las manifestaciones deben ser una excepción”, han asegurado. Por lo tanto, el principal objetivo ahora es diseñar una estrategia política para dar una respuesta a los indultos. 

El PP asistirá a Colón por una sola razón: que Vox no se adueñe de una bandera que es suya ni que parezca que su ausencia en la manifestación es por abandono en la batalla contra el independentismo catalán.