Pfizer y Moderna ingresan 20.000M en seis meses por las vacunas

Los resultados del primer semestre del año de Pfizer y Moderna son la punta del iceberg del negocio futuro de la venta de vacunas contra la Covid-19

Pfizer y Moderna, referentes de las únicas vacunas basadas en la prometedora tecnología de ARN mensajero, acaban de presentar los resultados financieros correspondientes al segundo trimestre del año.

Las cifras de la farmacéutica y la biotecnológica, además de superar todas las expectativas de los analistas, dejan claro que el negocio de las vacunas del COVID-19 apenas está despuntando —más tras anunciarse la subida de precio de las vacunas y la potencial necesidad de una tercera dosis para hacer frente a las variantes del coronavirus—.

Pfizer, a cuyo frente está Albert Bourla, ha ingresado este segundo trimestre un 92,5% más que en el mismo periodo de 2020: 18.980 millones de dólares (16.000 millones de euros al cambio actual) frente a los 9.860 millones (8.300 millones en euros) del año anterior. Entre enero y junio, los ingresos se sitúan en 33.559 millones de dólares (28.300 millones de euros), un 68% más.

Moderna, que antes de la pandemia no había llevado ningún producto al mercado, ha registrado su segundo trimestre rentable desde su creación, en 2010. Entre marzo y junio, incrementó escandalosamente sus ingresos: un 6.300% respecto al segundo trimestre de 2020. Facturó en total 4.354 millones de dólares (cerca de 3.672 millones de euros) en comparación con los 66 millones de dólares del mismo periodo de 2020 (unos 55 millones de euros), lo que eleva los ingresos semestrales de la biotecnológica a 6.291 millones de dólares (5.314 millones de euros), 84 veces más que en la primera mitad de 2020

Sólo por la venta de sus vacunas de ARN mensajero Pfizer y Moderna han sumado unos 20.027 millones de dólares (16.900 millones de euros) en el primer semestre de 2021 —14.127 millones de dólares u 11.914 millones en euros la primera de ellas y 5.900 millones o 4.975 millones en euros la segunda—.

Lo que Pfizer y Moderna han ingresado por las vacunas en seis meses equivale a los ingresos totales de compañías españolas como Telefónica (20.305 millones de euros hasta junio) o Banco Santander (22.695 millones).

Sin embargo, para las empresas al frente de la investigación y producción de vacunas de ARNm contra el COVID-19, estas cifran son sólo el principio y su negocio crecerá exponencialmente con la campaña de inmunización a nivel mundial y, también, si se necesitaran terceras inyecciones para hacer frente a las nuevas variantes del Covid-19. 

Según las estimaciones que ha compartido la compañía estadounidense de datos de salud IQVIA a Financial Timesla necesidad de dosis de refuerzo de las vacunas cada 2 años podrían disparar el gasto mundial hasta los 157.000 millones de dólares (más de 133.000 millones de euros) en 2025 —el 2% del presupuesto para todos los medicamentos recetados—. 

Los ingresos de Moderna crecen un 300%

Al cierre de 2021, sólo con la venta de las inyecciones desarrolladas junto a BioNTech, Pfizer espera ingresar un total de 33.000 millones de euros (unos 27.900 millones de euros). Y Moderna puede que alcance ventas por valor de hasta 30.000 millones de dólares (25.300 millones de euros), según FT

Para Pfizer, sólo la venta de las vacunas de 2021 supondría el 78% de todo lo que ingresó la compañía en 2020 —41.900 millones de dólares o 35.400 millones de euros al cambio actual—. Pero, para Moderna, significa un incremento del 373% respecto a los 803 millones de dólares (677 millones de euros) del ejercicio terminado el 31 de diciembre de 2020.

Los datos anticipan cómo serán los resultados de los próximos trimestres y el arranque de 2022, sobre todo si las dosis de refuerzo se convierten en una realidad o si las agencias reguladoras autorizan nuevos rangos de edad entre la población pediátrica. 

España, por ejemplo, ya ha cerrado un contrato suscrito de la mano de la Unión Europea que incluye 1.800 millones de dosis de Pfizer y unas 480 millones de Moderna para una vacunación masiva con dosis de refuerzo de ARN mensajero en 2022. 

Hasta la fecha, los términos de los acuerdos con Europa que se han renegociado tras la subida de precio de las vacunas, aseguran la venta de hasta 2.100 millones de inyecciones hasta 2023, según Financial Times

Las dosis refuerzo impulsarán las inversiones

Las inyecciones de refuerzo podrían impulsar las inversiones de los fabricantes de vacunas La noticia de que el equipo de Pfizer y BioNTech y la biotecnológica Moderna subirían los precios de sus vacunas era más una cuestión de tiempo que de si se decidirían a hacerlo. Por lo pronto, la de Pfizer ha pasado de 15,5 a 19,5 euros en Europa (+25%), mientras que la de Moderna se ha encarecido un 10% y se coloca en 25,5 euros.

“Si se observa cómo se está impulsando la demanda actual y los precios actuales, está claro que no está sucediendo por lo que yo llamaría condiciones normales de mercado”, avanzaba a los inversores Frank D’Amelio, director financiero de Pfizer, que considera que esta “oportunidad significativa” llegaría de la mano del cambio de estado pandémico a endémico.

En esta misma línea, Stéphane Bancel, CEO de Moderna, avisaba en julio de 2020, cuando la vacuna no había siquiera conseguido la autorización para su uso de emergencia: “Creo que podríamos contemplar un precio diferente en la fase endémica porque creemos que el virus no desaparecerá“. 

“Creo que podríamos contemplar un precio diferente en la fase endémica porque creemos que el virus no desaparecerá

Stéphane Bancel, CEO de Moderna

Sin embargo, tal como ha evolucionado el rumbo de la pandemia con las nuevas variantes, ahora la oportunidad parece haber llegado de la mano de los datos de la eficacia de las vacunas contra las nuevas variantes —especialmente contra la delta, más contagiosa, viral y resistente a los anticuerpos que las anteriores—, según ha adelantado Financial Times.

Conforme a los hallazgos de un estudio no revisado por pares, ambas reducen el riesgo de hospitalización un 91% para las personas no inmunodeprimidas. Otra investigación publicada en The New England Journal of Medicine ha confirmado que la vacuna de Pfizer es un 88% eficaz frente a casos sintomáticos —aunque una única dosis podría no ser suficiente—.

Mientras, las vacunas de adenovirus, como las candidatas de AstraZeneca y Oxford y la monodosis de Johnson & Johnson, ofrecen una protección de cerca del 60%.

Noticia original: Business Insider

Autora: Kamila Barca

Suscríbase a nuestro canal de Telegram para conocer la última hora sobre la pandemia del coronavirus en España, Europa y el mundo.