Acusan a Cortizo de enriquecerse a costa de sus trabajadores

La CIG considera que la compañía gana dinero con las "abusivas condiciones" laborales de su personal y señala al empresario por "trato vejatorio"

Acusan a Cortizo de enriquecerse a costa de sus trabajadores

La CIG-Industria ha acusado al Grupo Cortizo de enriquecerse a costa de las «abusivas condiciones» a las que somete a sus trabajadores, a los que «obliga a superar las horas de la jornada» y no respeta «los descansos obligatorios». Así lo ha denunciado el sindicato en un comunicado, en el que asegura que la empresa «no paga las horas extra» e «incluso» hace acudir a los trabajadores «a su puesto para recuperar horas perdidas en caso de problemas con materiales o la maquinaria, llegando incluso a restar cantidades de los salarios cuando se produce en la maquinaria derivado de su uso constante».

En este sentido, el secretario comarcal de la CIG-Industria Compostela, Benedicto Blanco, ha recordado que la jornada anual máxima en el convenio del metal son 1.760 horas y que entre el final de una jornada y el principio de la siguiente deben pasar, como mínimo, 12 horas.

«Trato vejatorio»

«Sin embargo, mandan venir a los trabajadores sin que se cumpla el descanso lo que, además de repercutir en su salud, puede comportar riesgos laborales para ellos mismos y para sus compañeros», ha denunciado el sindicalista. El secretario comarcal de CIG-Industria señala que también se aplica «una distribución irregular de la jornada», con cambios frecuentes de turnos, «sin tener en cuenta los perceptivos descansos y sin ser informados con la suficiente antelación, no pudiendo así planificar su vida a corto plazo y con agravante de que las horas extra son recompensadas o son pagadas en negro muy por debajo de su valor», ha indicado.

Por todo ello, la CIG ha criticado que al Grupo Cortizo le guste «exponer sus logros y beneficios» mientras «esconde el trato vejatorio que tiene con la mayoría de sus trabajadores».