Alcoa: el Gobierno dice que Liberty «puede hacer frente» a la compra, mientras crecen los pretendientes

Industria afirma que Alvance, la división de aluminio de GFG Alliance, está en “condiciones de hacer frente a la compra” de San Cibrao “sin necesidad de transmisiones intermedias”

El secretario general de Industria y pyme, Raül Blanco, en el Congreso. Foto: Europa Press

El secretario general de Industria y pyme, Raül Blanco, en el Congreso. Foto: Europa Press

El futuro de la planta de aluminio de San Cibrao parece despejarse aunque, no obstante, restan todavía muchas incógnitas. La principal es quién se quedará con la última planta de aluminio primario en España. Este jueves, Alcoa dio un paso al frente. Indicó que estaba dispuesta a rebajar sus exigencias con respecto a la cláusula de indemnidad con la que pretende blindarse ante hipotéticas reclamaciones futuras y, a la vez, se abrió a “trabajar” con posibles interesados en la factoría a condición, en cualquier caso, de que el traspaso se efectúe siempre a través de la SEPI, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales del Gobierno.

Las declaraciones de Alcoa parecían lastrar la posibilidad de que el grupo británico GFG Alliance tuviese, en la actualidad, opciones de hacerse en el activo. Su viabilidad fue puesta en cuestión hace unas semanas, debido a la quiebra de su principal financiador, Greensill. Sin embargo, tal y como adelantó este medio, la pasada semana, el grupo habría retomado las conversaciones con el Ministerio de Industria tras indicar que habría reestructurado la deuda de su división de aluminio y puesto a salvo este negocio (los problemas del grupo se central en la división de acero).

La novedad esta jornada es que el Ministerio de Industria, de forma pública, ha vuelto a meter a GFG en la ecuación. El departamento de Reyes Maroto asegura que Alvance, la filial aluminera del grupo de Sanjeev Gupta, no solo sigue interesada en el activo sino que “está en condiciones de hacer frente” a la compra de la planta de aluminio “sin necesidad de transmisiones intermedias”.

Contactos entre Alcoa y los compradores

«Estos puntos entendemos que deberán ser valorados por Alcoa en los contactos que mantengan bilateralmente«, destaca la secretaría general de Industria en un comunicado de prensa remitido este viernes.

Esta comunicación se produce después de que el secretario general de Industia, Raül Blanco, estuviese ausente en la reunión de la mesa multilateral de Alcoa celebrada este jueves.

El comunicado evidencia, no obstante, que además de Liberty, que habría remitido esta semana al Gobierno la información demandada para acreditar su solvencia, existen más interesados por la planta de aluminio que, además, pertenecen al sector industrial. «Desde que se conoció a finales de diciembre la disposición de la empresa Alcoa de vender la planta de San Cibrao, diversas empresas industriales se han interesado en adquirir la fábrica. Alcoa ya tiene conocimiento de todas ellas, ya que unas contactaron directamente con la empresa y otras han sido remitidas a ella después de haber contactado con las administraciones«, revela Industria.

¿Cambia el rol de la SEPI?

El Ejecutivo central habría solicitado a Alcoa «que inicie de manera inmediata contactos con todas ellas a fin de que tome las decisiones oportunas lo antes posible, siempre que impliquen propuestas viables y de futuro para la planta y sus trabajadores».

La existencia de estos proyectos de inversión para la planta de San Cibrao «facilita que se realice este proceso con total normalidad entre Alcoa y las empresas interesadas» y «si Alcoa, como ha manifestado, tiene intención de vender, evite el proceso fallido de venta que tuvo lugar en septiembre de 2020».

Las últimas declaraciones de Industria hacen que algunos de los actores implicados en el futuro de Alcoa duden de si la voluntad del Ejecutivo sigue siendo adquirir la planta para, posteriormente, vendérsela a un tercero. No obstante, en esta última notificación, insiste el Gobierno en que muestra «toda la voluntad de dar apoyo, en cuanto sea necesario, conjuntamente con la Xunta de Galicia, a los proyectos industriales de futuro que se planteen por parte de Alcoa a través de todos los instrumentos disponibles para ello, incluido SEPI«.