Debut agridulce de Ecoener en bolsa

La compañía coruñesa Ecoener salta al mercado continuo inaugurando el desembarco de cotizadas procedentes del sector de la energía renovable

Luis de Valdivia protagoniza el acto de toque de campana que marca el desembarco de Ecoener en bolsa. Foto: BME

Luis de Valdivia protagoniza el acto de toque de campana que marca el desembarco de Ecoener en bolsa. Foto: BME

Ecoener, la compañía de renovables coruñesa presidida por Luis de Valdivia, desembarcó este martes en bolsa, convirtiéndose en la segunda compañía en estrenarse en el mercado español tras el estreno de Linea Directa la semana pasada. La firma con base de operaciones de la ciudad herculina debutó en el mercado continuo con una subida del 1,7%, hasta los seis euros por acción, aunque hacia el medio día, la acción llegó a caer por encima del 5%.

El grupo de energía renovable salió a bolsa a un precio de 5,90 euros por acción, lo que supone una capitalización bursátil de aproximadamente 336 millones de euros. No obstante, instantes después de su estreno en el mercado, los títulos de la compañía registraban descensos, con una caída de más del 3%, hasta los 5,7 euros. Sobre las dos de la tarde, el precio de la acción había descendido un 5%, hasta los 5,6 euros.

Rentabilidad

Tras el acto del tradicional toque de campana en la Bolsa de Madrid, el presidente y fundador de Ecoener, Luis de Valdivia, mostró su «felicidad» y «orgullo» por el trabajo realizado en un grupo que inició su carrera cuando «no existían los conceptos de sostenibilidad ni de energías renovables«, dijo.

De Valdivia puso además en valor que Ecoener es una empresa «muy rentable», «con un 13,5% de beneficio sobre ingresos» en los últimos años, lo que hace de ella una de las rentabilidades «más altas del sector».

«Hemos iniciado una transformación profunda para ser cotizada, pero queremos conservar nuestros valores, que nos hacen diferentes y mantener ese esfuerzo por la sostenibilidad«, añadió, dando las gracias a los inversores.

Salida a bolsa de renovables

El grupo gallego ha sido el encargado de romper el hielo en el boom de salidas a bolsa de las renovables previsto para este año, entre las que destacan las ya anunciadas de Acciona Energía, Opdenergy –que ya ha puesto fecha para el 7 de mayo– o de la filial de renovables de Repsol, que también trabaja en un posible salto al parqué.

No ha sido fácil el camino para llegar a este toque de campana por la compañía, que ha tenido que retrasar su fecha inicial, prevista en un principio para el 30 de abril, y ajustar el tamaño de su oferta inicial de acciones ordinarias durante el proceso de colocación. Además, finalmente tuvo que situar su debut en el lado más bajo de la horquilla que se marcó de entre 5,9 euros y 7,25 euros por acción.