El Gobierno busca un resquicio legal para dotar de alta tensión a Stellantis en Vigo

La ministra de Industria sostiene que una legislación “muy antigua” limita este tipo de inversiones y que tienen que “buscar una solución” para dotar de alta tensión a la planta de Balaídos

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto

La ministra de Industria, Comercio y Turismo en funciones, Reyes Maroto. EFE/David Fernández

Nueva oportunidad para el suministro de alta tensión en Stellantis. La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha anunciado este martes en el Senado el inicio de las negociaciones con Stellantis para valorar la posibilidad de dotar a la factoría de Vigo de una subestación de alta tensión.

Tanto la Xunta como el alcalde de la ciudad, el socialista Abel Caballero, han solicitado en reiteradas ocasiones que la planta de Balaídos tenga alta tensión para garantizar la viabilidad de la fábrica de automóviles así como para proteger los empleos.

En respuesta a una pregunta del Grupo Popular en el Senado, Reyes Maroto ha señalado que «una legislación muy antigua limita este tipo de inversiones». Los populares le reprochaban a la ministra «la negativa del Gobierno a incluir en su planificación industrial la subestación de alta tensión para la fábrica Stellantis y el área de Vigo».

Buscar una excepción

La ministra ha apuntado que tienen que «buscar una excepción». En esta línea ha explicado que «el grupo técnico que hemos creado, y en el que, por cierto, está no solo el ministerio, sino las Consejerías de Industria de las tres comunidades autónomas donde el Grupo Stellantis tiene implantadas fábricas, está analizando todas las propuestas que el Grupo nos ha planteado».

Entre las opciones abiertas Maroto ha señalado «esta subestación, la rebaja de tasas en zona franca y todos los instrumentos de acompañamiento que tenemos para garantizar no solo el futuro de la planta de Vigo, sino las inversiones necesarias para nuestra industria automovilística».

Por su parte, el senador del PP Jorge Guerra, había reprochado a la ministra que la línea de alta tensión para Vigo ya «estaba prevista en la anterior legislatura, pero la retiraron, y la argumentación que dan es la normativa, pero la normativa permite una excepción«. En Vigo “no nos podemos permitir” perder los empleos que genera Stellantis, ha añadido el senador.

La ministra ha recordado que «somos un Gobierno que cree en la política industrial y por eso hemos negociado un pacto de estado para la industria con los agentes económicos y sociales. Vamos a ver si las autonomías del PP se suman a este esfuerzo».