La hoja de ruta de Abanca en el Deportivo: «reestructuración y plan de venta»

Abanca Corporación Bancaria reconoce en su memoria anual su intención de reestructurar el club y ponerlo "en valor en el menor plazo posible" para poner en marcha "un plan de venta"

Couceiro

Antonio Couceiro, presidente del Deportivo de La Coruña

Abanca desvela sus planes de futuro para el Deportivo de La Coruña. La entidad presidida por Juan Carlos Escotet se marca como objetivo sanear el club y enderezar su rumbo antes de buscar un nuevo propietario que asuma las riendas del conjunto blanquiazul.

Y es que en la memoria anual de la Abanca Corporación Bancaria que fue remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) este lunes consta que la capitalización de deuda por valor de 35 millones de euros que el banco gallego ha realizado en el Deportivo “se ha formalizado con el objetivo de participar en la gestión y reestructuración de la sociedad, poniéndola en valor en el menor plazo posible y establecer un plan de venta para dar entrada a nuevos socios y recuperar la inversión realizada”.

Ascender para aumentar el precio

Abanca da por hecho que el club herculino (del que controla más del 76% de sus acciones) contará con un nuevo comprador siempre y cuando el precio ofrecido le permita minimizar las pérdidas derivadas de esta inversión o, llegado el caso, anotarse plusvalías.

En este sentido, buena parte de las posibilidades de que el resultado de esta operación arroje un resultado positivo o negativo en la cuenta de resultados de Abanca pasan por la categoría en la que milite el Deportivo en el momento de la venta.

El club herculino, que este domingo se quedó sin opciones de ascenso, prevé unas pérdidas de nueve millones de euros para esta temporada ante la sequía de ingresos por retransmisión en Segunda B (agravada también con el golpe del Covid-19 a los ingresos en taquilla). Estos números rojos se suman a los de 316.631 euros que se anotó en la campaña pasada por el Covid-19, cantidades que contrastan con los, por ejemplo, 3,1 millones de euros que ganó el club en la campaña 2018-19, la de su regreso a una Segunda División que proporciona un mayor colchón de ingresos al club.

Los lazos de Abanca y el Deportivo

Abanca otorgó al Deportivo un préstamo participativo de 5 millones de euros en el mercado de invierno de la temporada pasada y posteriormente capitalizó 30 millones de euros de deuda, pero el pasado mes de enero la entidad dio un paso más e invitó a la anterior directiva (encabezada por Fernando Vidal) a abandonar el cargo para nombrar a un nuevo consejo de administración que preside Antonio Couceiro.

El exconselleiro y empresario, junto a los otros cuatro consejeros (Emma Lustres, Carlos Cantó, Eduardo Blanco y David Villasuso) serán los encargados, según proclamó en su día el propio Juan Carlos Escotet, de “profesionalizar” el club como parte de un proceso que lleva aparejado la venta del conjunto blanquiazul a un tercero. Es por ello que la propia entidad bancaria clasifica su inversión en el Deportivo como activo no corriente y grupo enajenable de elementos clasificados como mantenidos para la venta.

Abanca, cuyos vínculos con el Deportivo se estrecharon en verano de 2017 con el acuerdo crediticio de 45 millones de euros que sirvieron para saldar su deuda con Hacienda, revela, además, que ha llevado a cabo una dotación por importe de 15,35 millones de euros en el último año, una cantidad cuatro veces inferior a los 69,65 que ha aparcado en la otra empresa gallega de la que ha tomado el control accionarial en 2020: Nueva Pescanova.