La jueza mete a Room Mate en la guerra entre Sandra Ortega y su ex ‘número dos’

La magistrada que lleva el caso reclama las actas de los consejos de administración de Room Mate entre 2018 y 2020 para aclarar cómo se pidieron los préstamos millonarios avalados por Sandra Ortega y cuya firma, supuestamente, se suplantó

Sandra Ortega, Sarasola y José Leyte

Sandra Ortega, la mujer más rica de toda España, junto a Kike Sarasola, presidente de Room Mate, y José Leyte, su gestor en Rosp Corunna hasta finales de 2020

Room Mate se convierte en pieza clave para despejar el caso y aclarar responsabilidades en la guerra que enfrenta a Sandra Ortega contra su ex número dos, José Leyte, contra quien se ha querellado en los juzgados por falsedad documental y apropiación indebida. Así lo entiende al menos la titular del Juzgado de Instrucción número dos de A Coruña.

La magistrada ha cursado varios oficios en los últimos días. Entre ellos, exige a Room Mate que remita al juzgado todas las actas de los consejos de administración celebrados entre 2018 y 2020 para aclarar cómo fue acordada la decisión de pedir préstamos millonarios por parte de la compañía presidida por Kike Sarasola que finalmente fueron avalados por Sandra Ortega, a la que Leyte, presuntamente, le habría suplantado la firma.

Suplantación de la firma

El caso que se dirime en los juzgados de A Coruña pasa por una demanda laboral de Leyte contra su ex jefa y, a la vez, por dos querellas penales cursadas en otros dos juzgados por la hija de Amancio Ortega contra quien durante veinte años pilotó Rosp Corunna.

El caso en el que se reclaman las responsabilidades penales contra Leyte se sustancia en la presunta suplantación de la firma de Sandra Ortega en las cartas de patrocinio (avales) con las que hasta cinco entidades financieras inyectaron 130 millones en Room Mate cuando estaba quebrada. Leyte habría sido el artífice de esa suplantación, sin conocimiento de la empresaria. Leyte dijo a la jueza lo contrario, que era una práctica habitual.

Los bancos, desactivados

La jueza, por otro lado, ha rechazado las pretensiones de la banca acreedora, según informa ElDiario.es, que podrían comprometer la posición de la hija de Amancio Ortega en el caso. Y es que cuatro bancos tenían en sus manos la llave para decidir el futuro procesal de la propietaria del 5% de Inditex, como adelantó Economía Digital Galicia.  

De un total de seis bancos afectados por el proceso de financiación de Room Mate, son los equipos jurídicos de cuatro, Deustche Bank, Abanca, Banca March y Bankinter, los que han participado en el proceso.  De esos bancos dependía que, en última instancia, se activase una querella contra la primogénita de Amancio Ortega si se demostraba que estaba al corriente de que el propio Leyte firmaba en su nombre determinados documentos bancarios.  La jueza quiere ahora aclarar este extremo y por ahí dirige la investigación, al margen de las posiciones de la banca acreedora de Room Mate.