Reganosa recibe un barco ruso cada diez días desde que Putin cortó el gasoducto a Europa

La terminal mugardesa ha registrado la llegada de tres metaneros rusos en un mes ante el bloqueo a la llegada de gas de este país por el cierre de los gasoductos

Reganosa

Imagen de archivo de las instalaciones de Reganosa en Mugardos

Mugardos consuma la llegada del tercer metanero ruso desde que Gazprom anunciase el corte de suministro a través del gasoducto Nord Stream 1. El buque Clean Horizon, con bandera maltesa, recaló en las instalaciones de Reganosa este lunes procedente del puerto ruso de Sabetta.

Se trata de la primera llegada de un metanero a Mugardos en el mes de octubre y la tercera desde septiembre. Todas ellas han sido de buques que procedían de este puerto ruso que se ubica en la península de Yamal, casa de la sociedad Yamal LNG, participada al 80% por la rusa Novatek y al 20% por la francesa Total y que en 2013 selló un contrato a largo plazo con Naturgy para el suministro de gas natural licuado.

De hecho, el Clean Horizon ha repetido en una terminal mugardesa en la que ya descargó gas en estado líquido el pasado 10 de septiembre. Su llegada se produjo apenas seis días después de que el Fedor Litke hiciese lo propio el 4 de septiembre, también procedente del puerto de Sabetta.

Con esta, ya son al menos ocho las descargas de gas ruso que han tenido lugar en Reganosa en lo que va de año, rozando así las diez que tuvieron lugar en 2021, el año previo al estallido de la invasión de Ucrania y la batería de sanciones contra Rusia.

Tres de los cuatro gasoductos entre Rusia y Europa, bloqueados

Las llegadas de gas natural licuado a Mugardos procedente de Rusia se han intensificado, de esta manera, en las últimas semanas, coincidiendo con el bloqueo a los gasoductos que conectan Rusia con países de la Unión Europea. Y es que tres de estas cuatro instalaciones permanecen sin actividad. Se trata del Nord Stream 1, el Nord Stream 2 y el Yamal Europe (que conecta Siberia con Alemania).

Tan solo el Turk Stream, que transporta gas desde Rusia por debajo del Mar Negro y a través de los Balcanes con destino a Hungría permanece en funcionamiento. Es por ello que ante este frenazo en la llegada de gas ruso por tierra, las operadoras están optando por la vía marítima para cubrir estas necesidades energéticas, con las regasificadoras de Bilbao o Mugardos como principales puertas de entrada.