Tino Fernández da carpetazo al Covid-19 tras cuadruplicar beneficios con Altia

La consultora del expresidente del Deportivo dispara sus beneficios hasta rozar los 4 millones de euros y se hace fuerte en Portugal tras la compra de Noesis

Tino Fernández

Tino Fernández, presidente de Altia Consultores

Nuevo salto de Altia. La consultora fundada y presidida por Tino Fernández se ha sobrepuesto al golpe del Covid-19 y enfila su recuperación. La compañía ha remitido al Mercado Alternativo Bursátil (MAB) su memoria semestral, en la que revela que su beneficio entre enero y junio se ha cuadruplicado respecto al mismo periodo del año anterior.

En concreto, la firma ha pasado de ganar 0,79 millones de euros en los seis primeros meses de 2020 a 3,62 millones en lo que va de ejercicio pese a la caída de ingresos. Y es que estos retrocedieron desde los 69,7 hasta los 60,4 millones como consecuencia de “una operación de suministro de licencias no recurrente llevada a cabo en Altia en el primer semestre del año 2020 que no ha tenido continuidad en una operación de similares características en el 2021”.

Expansión en Portugal con Noesis

Más de la mitad de la facturación de Altia ha procedido de su segmento de outsourcing y mantenimiento. Esta ha aportado un total de 35,7 millones de euros en los seis primeros meses de 2021 (frente a los 40,9 millones registrados en el mismo periodo de 2020) y se mantiene como una pieza clave en la cuenta de resultados de Altia, que también se ve impulsada por su expansión en Portugal gracias a la compra de Noesis.

El país vecino aglutina ahora el 26,1% de las ventas totales del grupo (15,8 millones de euros) tras crecer un 17,6% respecto a los seis primeros meses del año pasado. Una tendencia opuesta a la de España en donde, como consecuencia de no haber repetido el contrato para la venta de licencias, ha visto cómo sus ingresos caen de 41,2 a 29,8 millones de euros.

Sus previsiones para el cierre del año

Además, la compañía se mantiene esperanzada de cumplir con los objetivos de resultados que se marcó a comienzos de año. Altia ha cosechado 60,45 de los 130,21 millones de euros en ingresos con los que espera cerrar este 2021, mientras que, en materia de beneficios, se ha embolsado 3,62 de los 7,8 millones de euros previstos para todo el ejercicio.

“El fenómeno de cierta estacionalidad de los ingresos, que históricamente ha tenido el grupo en relación a una mejor ejecución en el segundo semestre del año, podría permitir que a final del ejercicio, el grupo llegue al objetivo planificado de los 130,2 millones de euros”, recalcan desde Altia y añaden que “estos primeros meses del año se han dedicado a consolidar el negocio, reducir la deuda, realizar inversiones previstas y necesarias así como ejecutar las medidas de ajuste necesarias para fortalecer el negocio, que sienten las bases para que en 2022 se produzca un crecimiento sostenido, una mejora de la rentabilidad y una mayor generación de caja”.