Vídeo: Así fue el primer discurso público de Marta Ortega como presidenta de Inditex

La hija de Amancio Ortega y Flora Pérez rompió su silencio con una intervención pública de poco más de cinco minutos en los que no habló de cifras, sino de los valores de la multinacional

Marta Ortega, en la junta de accionistas de Inditex

La multinacional Inditex celebra su primera junta de accionistas con Marta Ortega (c) al frente del grupo textil. EFE/Cabalar

La junta de general de accionistas de Inditex de 2022 pasará a la historia por ser la primera que puso voz a Marta Ortega, la hija de Amancio Ortega y Flora Pérez Marcote y la actual presidenta no ejecutiva del grupo, la textil más grande del mundo por capitalización a pesar del batacazo experimentado este año debido a una concatenación de factores, desde el Covid hasta la guerra en Ucrania y la sombra de la inflación.

Hasta ahora, la imagen de Ortega Pérez era de sobra conocida en el papel couché, pero su faceta como cabeza visible de la cotizada aún era discreto. El pasado 1 de abril, cuando ascendió a la presidencia no ejecutiva de la multinacional con sede en Arteixo, tan solo un día después de la salida del grupo de Pablo Isla (cuya indemnización de casi 20 millones de euros fue aprobada este martes por los accionistas de la compañía), Inditex hizo pública su primera fotografía oficial como cabeza visible de la matriz de Zara. No obstante, hasta el momento, la voz de la heredera de Inditex era una incógnita.

La junta general de accionistas de Inditex debía validar el nombramiento de la propia Marta Ortega como presidenta del grupo y de Óscar García Maceiras como consejero delegado, unos cargos a los que ascendieron, respectivamente, el pasado abril y el 30 de noviembre de 2021. La presidenta no ejecutiva de la multinacional textil mantuvo su habitual silencio el pasado 16 de marzo, cuando se presentaron los resultados anuales del gigante. Fue la última rueda de prensa de Pablo Isla dentro de la firma que lo llevó a atesorar el galardón de mejor directivo del mundo. En esta ocasión, no obstante, sí salió a la palestra.

En la sede del grupo en Arteixo, ante un auditorio repleto y flanqueada por Óscar García Maceiras, su número dos y CEO del grupo, y por Javier Monteoliva, secretario del consejo de administración de la compañía, Ortega Pérez rompió su silencio con un breve discurso de poco más de cuatro minutos. Toda una declaración de intenciones, ya que indicó que no hablaría de números. El rol de la presidenta ejecutiva es otro.

Declaración de intenciones en cuatro minutos

En realidad, siguió las pautas de la casa, con unas declaraciones muy en la línea de las que dio en su primera– y por ahora única– entrevista a un medio de comunicación: la que concedió el pasado verano a The Wall Street Journal. En el inicio oficioso del proceso de relevo dentro del grupo, la ahora presidenta se mostró humilde, hablando del equipo y de la máquina bien engrasada que es Inditex más que de ella misma. En su primera intervención pública volvió a hacer lo mismo, además que incidir en la responsabilidad social que tiene la primera empresa del Ibex por capitalización.

Tenemos en nuestras manos una tremenda responsabilidad y un gran futuro por delante, que nos obliga a dar lo mejor de nosotros mismos. Somos responsables ante la sociedad y debemos, pero sobre queremos, generar un impacto positivo. No solo en el presente, también en la herencia que dejamos para el futuro”, indicó.

La ausencia de Amancio Ortega

Con un sobrio traje blanco, Ortega Pérez pronunció sus primeras palabras públicas como presidenta no ejecutiva de Inditex ante la mirada de su madre, Flora Pérez Marcote, sentada en la mesa presidencial de la junta en base a su puesto como consejera en la compañía en representación de Pontegadea, el brazo inversor de Amancio Ortega que retiene el 60% del capital del gigante.

Ortega Gaona no acudió a la puesta de largo de su hija, si bien estuvo presente a través de las palabras de la propia Marta. «Sentimos un profundo respeto, admiración y respeto por quiénes han hecho Inditex lo que es hoy, pero en especial al señor Ortega por su visión, su tesón y su dedicación absoluta y por el cariño que demuestra cada día a la compañía«, dijo.

Ortega Pérez insistió en su intervención en la «suerte» que tiene de «formar parte de esta historia única, que no es el mérito de nadie en particular, porque es el de todos«. «El sentimiento de responsabilidad es inmenso, pero el orgullo de representar al mejor equipo lo supera con creces».