Abanca desvela sus 10 claves para transformar la economía gallega tras la pandemia

Francisco Botas, el consejero delegado de Abanca, sitúa en la digitalización, la fiscalidad o la conexión con Portugal y Latinoamérica algunas de las claves para “ser mejores en 2030”

Francisco Botas, consejero delegado de Abanca

Francisco Botas, consejero delegado de Abanca

La crisis como reto y como oportunidad. Ese es uno de los mensajes que traslada Francisco Botas, el consejero delegado de Abanca, en el libro Después de la pandemia: Reflexiones y desafíos para Galicia, que este miércoles se presentó como la primera publicación de IESIDE Ediciones, una entidad creada por Afundación en el marco de su programa social. La obra es un análisis coral en el que participan once autores, uno de ellos, el número dos de Abanca.

En su artículo, Francisco Botas hace un análisis de la situación actual de Galicia ante el impacto de la pandemia y dibuja las líneas maestras para la Galicia de 2030 bajo una triple premisa: protección de la salud, protección del empleo y protección de la capacidad económica.

Francisco Botas, en la presentación del libro de IESIDE «Después de la pandemia»

“En el momento actual las prioridades son y deben ser: el apoyo social ante el escenario vivido, el apoyo centrado en la protección de la salud, como prioridad inmediata, y en el mantenimiento del empleo como garante de la protección social. Al mismo tiempo debemos  centrar los esfuerzos en asegurar la protección de la capacidad económica existente, que tanto tiempo y esfuerzo ha necesitado para su establecimiento y que es la base fundamental de nuestro estado de bienestar”, dice el consejero delegado de Abanca.

Abanca desvela sus 10 claves para transformar la economía gallega tras la pandemia
‘Después de la pandemia’ es la primera publicación de IESE Ediciones / Afundación

Los diez mandamientos de Francisco Botas

Botas da por hecha la ya evidente transformación económica que atraviesa Europa y que venía gestándose desde tiempo atrás, pero que tendrá un punto de inflexión en la crisis del coronavirus y en la llegada de fondos de reconstrucción europeos a los países. En este escenario, el directivo plantea “algunas líneas concretas a planificar y ejecutar que nos conduzcan a ser mejores en 2030”. Concretamente, diez “focos” sobre los que actuar para construir la Galicia del futuro

1.- Foco en la oportunidad digital. “Desde Galicia debemos fomentar decididamente la innovación en este ámbito, así como apoyar la transición del tejido productivo actual”, dice el consejero delegado de Abanca sobre uno de los elementos que más está cambiando las relaciones sociales y laborales y que ofrece amplias oportunidades para el desarrollo y mejora de proyectos.

2.- Foco en la sostenibilidad de nuestra propuesta económica como medida de tracción y de valor añadido. Botas pide una integración de la “propuesta de valor” en sede local, es decir, que el valor añadido se materialice dentro de lo posible en el propio territorio.

3.- Foco en la dinamización de la calidad de vida desde el ámbito social, fundamentado en las “prestaciones de calidad, la formación y la investigación, y partiendo de las ventajas y exigencias naturales existentes en Galicia”. Dicho de otra manera, está haciendo una apuesta por la mejora del sistema de bienestar que está poniendo a prueba la pandemia.

4.- Foco en nuestra población y la atracción de talento. El directivo pide “promover análisis diversos desde una perspectiva social a largo plazo que, con ayuda de la matemática y la estadística, nos permitan ser un polo de atracción para el talento”. No está pensando solamente en evitar una fuga de cerebros, sino en las necesidades de una población que decrece y se hace más vieja y que no vivirá dentro de 50 años igual que ahora.

5.- Foco en potenciar sectores cercanos a nuestro saber hacer tradicional con clara proyección de futuro. Una vez más el territorio y sus sectores productivos estratégicos. Concretamente, Botas cita el agro, el mar, el textil, la automoción o las energías limpias como algunos de los elementos que deben estimularse hacia el valor añadido y hacia el arraigo en Galicia.

6.- Foco en el decidido fomento de la innovación, con un incremento de los esfuerzos públicos y privados. “Y, por supuesto, con una estrategia y un foco que permitan retroalimentar esta crítica función con perspectiva gallega y visión global”, recalca el directivo de Abanca.

7.- – Foco en el apoyo a la iniciativa privada y al emprendimiento como elementos dinamizadores de nuestra sociedad, especialmente en los sectores estratégicos de Galicia.

8.- – Foco en el turismo de calidad sostenible. Aquí considera clave Botas mejorar la oferta y un posicionamiento decidido en la sostenibilidad, “factor intrínseco de nuestro territorio”.

9.- Foco en la competencia fiscal, orientada a dinamizar la iniciativa privada, el emprendimiento, los sectores estratégicos y la atracción del talento emprendedor, así como la capacidad inversora.

10.- – Foco en ser un puente real de entrada de valor añadido desde América y nexo con Portugal.