Solo tres de cada diez empresas calcula su gasto en medio ambiente

El Atlas Gallego de la Empresa Comprometida muestra que casi la mitad de las participantes calcula su emisión de gases de efecto invernadero

La relación de las empresas gallegas con el medio ambiente semeja bipolar. Con claroscuros. Al menos, si se atiende a los resultados del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, que promueve Economía Digital. Son escasas las empresas que admiten calcular su gasto anual en protección ambiental, algunas más las que ponen números a la emisión de gases efecto invernadero y resultan mayoría las que declaran tener un plan de reducción de plástico en sus operaciones.

De acuerdo con los datos del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida, únicamente un 32% de las empresas participantes manifiesta calcular el gasto anual en protección ambiental. Como tal se entiende, según los parámetros que habitualmente emplea el Instituto Nacional de Estadística (INE), el gasto corriente en gestión de residuos, gestión de aguas residuales, protección del aire, clima, suelos, radiaciones, disminución del ruido y vibraciones, I+D medioambiental y protección de la biodiversidad y el paisaje.

En su análisis, el atlas separa y diferencia claramente la relación con el medio ambiente en función del sector de que se trate. Una empresa industrial tenderá a realizar un gasto mayor en protección ambiental que las empresas de servicios. Por ese motivo, a efectos de la evaluación de esta variable, el del gasto en protección ambiental, en el atlas se comparan empresas de sectores similares.

Gases de efecto invernadero

Los gases de efecto invernadero, con las emisiones de dióxido de carbono al frente, reciben más atención por parte de las empresas gallegas del atlas. Cerca de la mitad, un 43%, calcula la emisión de gases efecto invernadero, y tres de cada diez dispone de un plan de reducción aprobado por sus órganos de gobierno. En un 28% de los casos, ese plan está avalado por una institución oficial.

Un 38% de las empresas del Atlas Gallego de la Empresa Comprometida declara haber reducido la emisión de gases efecto invernadero durante 2019. De las sesenta compañías que participaron en el análisis, en un total de cuatro casos esa reducción fue superior al 30% de las emisiones.

El plástico

Respecto a la estrategia en torno al plástico, algo más de seis de cada diez de las empresas declara tener un plan de reducción de plásticos no reciclables en su proceso de producción. Y, dando un paso más allá, son un 42% las compañías que afirman tener en cuenta la política respecto al plástico a la hora de seleccionar sus proveedores.

El compromiso con respecto al este asunto queda patente al constatar que el 78% de las empresas manifiesta haber implantado o estar en proceso de implantar envases y embalajes de un material alternativo al plástico no reciclable.

El medio ambiente es uno de los grandes ejes de análisis del Altas Gallego de la Empresa Comprometida. Representa uno de los cuatro capítulos de atlas, un proyecto que se enmarca en Galicia Smart Business, iniciativa de Economía Digital Galicia a la que se han sumado como patrocinadores Gadisa, Luckia, Corporación Hijos de Rivera, Copasa, Grupo Cortizo y Syca.