Cargas policiales en Santiago contra un botellón de más de 2.000 personas

El alcalde de la capital gallega asegura que los jóvenes lanzaron objetos contra los agentes, y ha informado de que uno de ellos ha resultado herido leve

Varias personas en ambiente festivo en el centro de Ourense, a 10 de julio de 2021, en Ourense, Galicia (España). El ocio nocturno en Galicia vive este fin de semana su segunda reapertura al público. Esta medida solo se produce en municipios con - Rosa Veiga -

Varias personas en ambiente festivo

Descontrol en la noche del jueves compostelana. La policía desalojó en la capital a un grupo de más de 2.000 jóvenes que se reunieron en el exterior de un local de ocio nocturno tras el cierre del mismo y, dadas las quejas de los vecinos y «las negativas de los jóvenes a abandonar la zona», fueron dispersados «con cargas policiales puntuales y dirigidas a grupos concretos».

El alcalde de Santiago de Compostela, Xosé Sánchez Bugallo, ha confirmado los hechos y ha defendido la actuación policial durante la noche de este jueves en los alrededores de la discoteca Ruta, en la zona del Ensanche compostelano. «Cuando la Policía da unas instrucciones y no son obedecidas, tiene el derecho de defenderse y el deber de poner fin a una situación de infracción que está ocasionando molestias a los vecinos de la zona», ha asegurado.

Y es que durante la noche de este jueves, a partir de las 3:00 horas, al cerrar la mencionada discoteca y ser desalojado el local, grupos de jóvenes se reunieron en la zona para seguir con la fiesta y celebrar un botellón. El regidor ha matizado que no todos provenían del interior de la discoteca, «donde habría 200 o 250 personas», y que la multitud podía alcanzar las 2.000 personas.

Los jóvenes lanzaron objetos a los agentes

Bugallo ha recalcado que la policía actuó tras solicitar a los jóvenes que abandonasen la zona, algo que no ocurrió y que algunos grupos comenzaron a lanzar objetos (botellas, vasos y similares), según ha confirmado el propio alcalde, a los agentes, «motivo que provocó la carga policial». El alcalde ha asegurado que no le consta que se disparasen pelotas de goma, como aseguran algunos de los participantes.

El alcalde ha informado además de que hay un agente policial herido, aunque «leve y dado de alta». En los vídeos grabados por algunos de los jóvenes, publicados en redes sociales, se puede ver a alguno con heridas sangrantes en la cabeza; a lo que Bugallo ha aseverado que está «seguro» de que los agentes utilizaron «la fuerza necesaria y suficiente para conseguir el objetivo de que se disolviese la concentración». Todavía no se conoce el balance de heridos entre los participantes en la aglomeración.