Así se prepara Galicia (de forma desigual) para el decreto de ahorro energético

Las ciudades gallegas se activan (con diferencias) para la entrada en vigor de la nueva normativa de ahorro energético, criticado para el comercio y que, de momento, no tendrá gran impacto en la hostelería

Catedral de Santiago

Vista exterior de la Catedral de Santiago

Las ciudades gallegas tienen previsto adoptar distintas medidas de cara a la entrada en vigor del decreto de ahorro energético este miércoles, 10 de agosto, con disparidad de actuaciones. Lugo, por ejemplo, ha decidido apagar a partir de las 22.00 horas monumentos históricos como la muralla, mientras que el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, asegura que mantendrá la iluminación en edificios de especial protección como la catedral.

Limitar a 27 grados el uso del aire acondicionado en verano y a 19 grados la calefacción en invierno en edificios públicos, espacios comerciales y grandes almacenes, infraestructuras de transporte (aeropuertos y estaciones de tren y autobús), espacios culturales y hoteles, así como apagar las luces de escaparates y edificios públicos que estén desocupados a partir de las 22.00 horas serán las primeras medidas que entrarán en vigor este miércoles.

Así figura en el primer paquete de medidas de ahorro y eficiencia energética aprobado por el Gobierno para reducir rápidamente el consumo de energía con el objetivo de cumplir con los compromisos europeos derivados del conflicto en Ucrania. Tendrán una vigencia hasta el 1 de noviembre de 2023.

Lugo

Entre las siete ciudades gallegas, Lugo ha anunciado que se apagará a partir de las 22.00 horas el alumbrado ornamental de: Catedral, Muralla, fachada del Ayuntamiento, Igrexa de San Froilán, fachada del cuartel de Garabolos, Ponte branca, pasarela fluvial, fachada del Palacio Municipal de Deportes, Viaducto da Chanca, calle San Marcos, Praza Maior, restos arqueológicos de Campo Castelo y plazas de Ferrol y Quiroga Ballesteros.

Compostela

En cambio, el alcalde de Santiago, Xosé Sánchez Bugallo, ha anunciado que no se apagará la iluminación de los monumentos de la ciudad tras haber realizado una consulta al Ministerio para la Transición Ecológica sobre el decreto de ahorro energético. «La contestación oficial que tenemos es que la iluminación exterior de los monumentos no se tendrá que apagar», asegura Bugallo en una entrevista con la Televisión de Galicia. También ha dicho que existe «cierta preocupación» por el apagado de escaparates, ya que la «demanda» de ciudadanos pasa por «más iluminación».

A Coruña

Por parte del Ayuntamiento de A Coruña, se asegura que se aplicarán todas las medidas en las instalaciones municipales y se colocarán carteles informativos para recordar las normas.

Las luces de Vigo

El Ayuntamiento de Vigo anunció que cumplirá el decreto del Gobierno. El alcalde, Abel Caballero, puso el foco en que la ciudad ya cuenta con un plan de ahorro energético, con un presupuesto de 2 millones de euros de recursos municipales para la sustitución del alumbrado tradicional por lámparas LED.

Esto implicará un ahorro «muy importante», por lo que la iluminación LED pasará de representar el 28% del total de las luces de Vigo a suponer el 36%. «Eso más que cubre la petición del Gobierno de España de ahorro del 7% de energía«, reivindica el regidor.

Asimismo, destacó que el encendido y el apagado de las farolas de la urbe olívica está conectado con el grado de intensidad lumínica y que, en las calles más iluminadas, a partir de ciertas horas de la noche se reduce dicha cantidad de bombillas. «Todo esto lo seguimos ajustando y cada vez lo estamos haciendo de forma más eficiente», añadió el regidor, que indicó que ahora se vigila especialmente que las luces no queden encendidas en los edificios públicos, entre otras cuestiones.

Pontevedra

El pasado lunes, la portavoz del gobierno local de Pontevedra, Anabel Gulías, informó de que los servicios técnicos estaban estudiando las medidas y la aplicación del decreto de ahorro energético, así como su impacto en la localidad.

Ourense

Fuentes del Ayuntamiento de Ourense han explicado a Europa Press que están «estudiando» y «recabando datos» durante este martes en relación con el cumplimiento del decreto.

Estas medidas solo se refieren al alumbrado ornamental de edificios, no tienen en cuenta a la red de alumbrado público con el fin de garantizar la seguridad en calles.

La Xunta ya aplica

Por parte de la Consellería de Presidencia se traslada que «ya se aplica» desde el pasado lunes el apagado del alumbrado exterior de los edificios de los edificios administrativos y judiciales desde las 22.00 horas.

Además, «de manera inmediata», se mantendrá la temperatura de los edificios administrativos y judiciales en 27 grados como máximo. Asimismo, la Xunta destaca las inversiones en estos inmuebles en los últimos años para mejorar la eficiencia, así como diferentes medidas en el ámbito del ahorro.

De este modo, se insiste en que se cumplirá con lo establecido en el plan de choque de ahorro energético. Este mismo martes, el presidente de la Xunta, Alfonso Rueda, ha confirmado que Galicia acatará y que «en principio» no recurrirá el decreto. Con todo, ha advertido que las medidas no van a ser «útiles».

Más allá de la Xunta, otras instituciones como el Parlamento de Galicia confirma que se cumplirán con las medidas de ahorro energético incluidas en el decreto.

Hostelería

Por su parte, asociaciones de hosteleros gallegas han explicado a sus asociados que la medida de apagado a partir de las 22.00 horas no afecta a la hostelería, sino que se trata para los escaparates de comercios. Asimismo, se señala que cada local debe contar con un manual de prevención de riesgos laborales en el que figura la temperatura idónea para que los trabajadores realicen su labor con seguridad.

Y es que según les ha trasladado el Instituto de Seguridade e Saúde Laboral de Galicia (Issga), en la normativa de trabajos ligeros, como los que realizan camareros, la temperatura debe estar entre los 14 y los 25 grados.

De cara al futuro, las asociaciones de hosteleros recuerdan a los establecimientos que desde el 30 de septiembre habrá que tener cierres automáticos en las puertas de acceso para impedir que se queden abiertas permanentemente –por ejemplo, un brazo de cierre automático–.

Comercio

En los últimos días el presidente de la Federación Gallega de Comercio, José María Seijas, ha arremetido contra las medidas del Gobierno para ahorrar energía, a las que califica como «inconscientes e inconsecuentes«.

«Como siempre, le toca al comercio las malas operaciones que finalmente salen adelante», se queja el empresario lucense. Seijas tiene claro que estas restricciones «no van a influir» en economizar energía, «tanto lo de apagar escaparates como el tener que modificar todo lo que se refiere a los nuevos sistemas en las puertas».