Gabilondo deja de atacar a Iglesias para no desmovilizar a los votantes de izquierdas

El equipo de Gabilondo tiene claro cuáles son los bastiones de voto de la izquierda el 4-M y, de ahí, que se hayan adelantado a sus rivales para visitar Getafe, Fuenlabrada, Parla, Móstoles o Alcorcón.

El candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, presenta la campaña de su partido para las elecciones del 4M, este lunes en Madrid. EFE/ PSOE / J.L. Recio

‘Hazlo por Madrid’ es el lema presentado este lunes por el candidato del PSOE a las elecciones de la Comunidad, Ángel Gabilondo. El candidato ‘soso, serio y formal’ por fin despierta y se ha dado cuenta de que tiene que agitar la bandera de la participación antes que ninguna de sus propuestas de campaña. De ahí que haya presentado su vídeo electoral donde insiste hasta la saciedad en que si eres madrileño tienes que ir a votar.

‘Hazlo por Gabilondo’ podría ser el lema de los socialistas si no quieren ver mermados sus últimos resultados electorales. La izquierda se ha dado cuenta de que debe de movilizar a su electorado si quiere sumar fuerzas frente a Ayuso y el apoyo de Vox.

Nunca se ha superado el 70% de la participación en las elecciones autonómicas en Madrid. Este podría ser el primer año. Desde los primeros comicios del 8 de mayo de 1983, nunca ha subido de ahí, y ha sido especialmente baja en épocas de crisis: 58,6% en 1991 o 65,8% en 2011. En medio de la pandemia actual, este histórico preocupa a la izquierda y con razón.

De ahí que Gabilondo se haya puesto las pilas y este lunes se dirija directamente a sus votantes para decirles: “Tu libertad es ir a votar”.

‘Hazlo por Madrid’ será el eslogan que aparecerá en marquesinas, banderolas y demás cartelería del candidato socialista. Su responsable de campaña, Mónica Carazo, intenta movilizar el voto de los suyos: “Vamos a demostrarles que no nos representan, que Madrid no insulta, que no es violencia ni extremismos, que no hay ellos ni nosotros. Cabemos todos”.

“No quiero un Madrid de los míos contra los que no son míos”, dijo este lunes Gabilondo durante la presentación en Ferraz en la que ha contrapuesto a Isabel Díaz Ayuso en su “comunismo o libertad” o “socialismo o libertad” que ha usado durante la precampaña. “Tu libertad es ir a votar”, defendió el aspirante socialista.

El PSOE no atacará a Iglesias

La movilización ha sido siempre clave en Madrid, una región en la que tradicionalmente las mayorías en la Asamblea se deciden en un puñado de escaños y donde la derecha tiende a acudir a las urnas en mayor proporción. 

Desde el cuartel socialista de Madrid llaman a terminar con “la sensación de orfandad” de la izquierda y al efecto contraproducente de atacarse entre ellos. De esta manera, señalan claramente que ni Gabilondo ni ningún socialista ‘atacará’ a Pablo Iglesias en campaña.

Los socialistas también culpan a Ayuso de que la celebración de los comicios el próximo 4 de mayo caiga en un martes no lectivo, pero laboral. “Esto complica aún más el que la gente pueda ir a votar, sobre todo, en barrios donde existen situaciones difíciles”, señalan.

El candidato socialista a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. Foto: EFE/ Víctor Lerena/Archivo

Los socialistas tienen claro cuáles son los bastiones de voto de la izquierda y de ahí que Gabilondo ya se haya adelantado a sus rivales de Unidas Podemos y Más País y haya visitado Getafe, Fuenlabrada, Parla, Móstoles o Alcorcón, donde el 4-M se juegan mucho.

Desde el equipo del candidato insisten en que la presencia del presidente del Gobierno en campaña “es un efecto movilizador del voto”. Sánchez se ha volcado de lleno con Gabilondo y estos dos últimos fines de semana ya se le ha podido ver con su chaqueta de la suerte que siempre lleva en periodo electoral.

Gabilondo ensalza un discurso en el que la vacunación contra la Covid-19 seguirá siendo uno de los temas centrales, señalan fuentes del entorno del candidato. Un discurso que se verá reforzado este miércoles desde la tribunal del Congreso por Sánchez. El presidente acudirá a la Cámara Baja para rendir cuentas sobre la pandemia y para explicar el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia sobre los fondos europeos.

Los socialistas también entienden la fragmentación de la izquierda. Así, ven lógico que la formación de Iñigo Errejón haya rechazado ir en coalición con Iglesias, ya que los dos alcanzan el 5% de votos requerido para tener representación en la Asamblea de Madrid. “Es una cuestión existencial, sino Más Madrid quedaría diluido en Podemos”, señalan.

Desde el PSOE sostienen que el líder de Podemos “no va a superarnos” y aseguran que el riesgo sería “que entrasemos a atacarnos entre los partidos de izquierdas”. De ahí la política del ‘no ataque’ que Pablo Casado no cumple contra Vox. Los expertos destacan que “una polarización extrema moviliza, sobre todo, a Podemos y al PP”.

Los socialistas seguirán llamando sin estridencias ni enfrentamientos al voto de la izquierda durante toda la campaña. Lo tienen estudiado.