Fotografía: Matthew Smith
stop

En Noruega, donde más del 50% de los vehículos nuevos son eléctricos, los surtidores de gasolina ya dejan paso a los puntos de carga

Madrid, 15 de octubre de 2019 (11:03 CET)

Cuando termine este año 2019 el porcentaje de coches eléctricos registrados en Noruega superará el 50%, sin contar los modelos híbridos. El país nórdico —a la postre el mayor productos de petróleo y gas de europa occidental— aspira a que en 2025 todos los coches nuevos que se matriculen en el país sean eléctricos.

  • La penetración del coche eléctrico en Noruega está transformando la red de estaciones de servicio del país: algunas desaparecen y otras reducen su capacidad cambiando los surtidores por enchufes.
  • También alguna se ha transformado totalmente de gasolinera a electrolinera: es el caso de una de las estaciones de servicio de la red canadiense Circle K en Oslo, que ha reemplazado todos los surtidores por cargadores rápidos para coches eléctricos.
  • "La venta de combustible es todavía el núcleo del negocio de las gasolineras de Circle K —dicen desde la compañía— pero cada vez más clientes demandan la carga rápida para sus coches eléctricos."

Relacionado: Una gasolinera reconvertida en punto de carga para coches eléctricos.

Desde la asociación noruega de vehículos eléctricos (Norsk elbilforening) creen posible que dentro de apenas cinco años, en 2025, haya 1,2 millones de vehículos totalmente eléctricos en las carreteras noruegas; y califican de "hito histórico" que las gasolineras sustituyen los surtidores por cargadores, según recoge el medio TNP, vía Teslarati.

En España las gasolineras y estaciones de servicio que suministren combustibles y carburantes deberán instalar puntos de carga para coches eléctricos de, al menos, 50 kW de potencia.

  • Pero más de allá de simplemente poner puntos de carga, los expertos creen que las gasolineras "deben replantearse profundamente su negocio y adoptar agresivamente la innovación y las nuevas tecnologías; pasar de un modelo de negocio centrado en el vehículo a uno centrado en el cliente, y transformar su red de estaciones de servicio y sus activos."
  • A medida que los costes de las baterías disminuyan los coches eléctricos serán más asequibles, "lo que supone una gran amenaza para las gasolineras, en particular para aquellas en las que el de combustible representa una parte significativa de sus beneficios," dicen en Is There a Future for Service Stations?

Hemeroteca

Coche eléctrico
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad