Efecto Zepzelca: Pharma Mar duplica en rentabilidad a Pfizer, Janssen y Roche

La compañía de origen gallego convierte en beneficios la mitad de ingresos y duplica el margen neto de gigantes farmacéuticos como Pfizer, Janssen o Roche

José María Fernández de Sousa

El presidente de Pharma Mar, José María Fernández de Sousa

Salto de gigante de Pharma Mar con su antitumoral estrella. La compañía presidida por José María Fernández de Sousa ha encontrado en Zepzelca su trampolín hacia el Ibex 35 y hacia unos beneficios récord mientras encara su contrarreloj por el Aplidin tras recibir la luz verde a su ensayo clínico de fase III.

Y es que Pharma Mar ya ha desbloqueado pagos por valor de 300 millones de dólares (unos 250 millones de euros al cambio actual) con este fármaco que ha permitido que la compañía haya dado el estirón a su cuenta de resultados. En concreto, la compañía elevó sus ganancias hasta marcar un máximo histórico en 137 millones de euros el año pasado tras facturar 270 millones de euros gracias al aluvión de ingresos de Zepzelca.

De Pfizer a Roche

La biotecnológica de origen gallego ha convertido así en beneficios el 50,8% de su cifra de negocio, cosechando una rentabilidad que no consiguen igualar las grandes farmacéuticas. Pfizer, por ejemplo, cerró el año 2020 con su margen neto instalado en el 22,9%. El fabricante de la vacuna más extendida en suelo europeo cosechó una cifra de negocio cercana a los 34.900 millones de euros y unas ganancias de 8.000 millones en un 2020 marcado por el desarrollo de su vacuna contra el coronavirus.

Se trata de una situación similar a la vivida por la mayor farmacéutica del mundo, que también se encuentra en la primera línea de batalla contra el coronavirus. Y es que Johnson & Johnson, matriz de Janssen (fabricante de la primera vacuna monodosis) logró unos ingresos de 77.240 millones de euros en 2020, de los cuales pudo convertir en beneficios un 17,8% (12.240 millones).

Por su parte, la suiza Roche, que ha orientado su lucha contra el Covid-19 a través de sus test de antígenos, cerró su ejercicio fiscal 2020 con un beneficio neto de 13.015 millones de euros tras facturar 53.104 millones de euros, lo que deja su margen neto en el 24,5%, algo menos de la mitad que una Pharma Mar que, según los analistas, batirá todos sus registros en 2022.

El tirón del Zepzelca

En concreto, los analistas de las casas de inversión que siguen a la compañía prevén una ligera caída de facturación y beneficios para este 2021 (hasta los 225 y los 81 millones de euros, respectivamente). Este será, a su juicio, un año de transición antes de lograr unas ganancias de 146 millones de euros (máximo histórico) gracias a sus 250 millones de euros de facturación.

Estas previsiones, en e l caso de cumplirse, elevarían el margen neto de la compañía hasta el 58,2% gracias, en buena medida, al éxito con el Zepzelca. Solo por su contrato de licencia con Jazz Pharmaceuticals en Estados Unidos se ha embolsado 200 millones de dólares como pago inicial y otros 100 millones por su aprobación acelerada por parte de la FDA americana. A estas cantidades se sumarán otros 150 millones en cuanto el fármaco logre la aprobación definitiva, así como otros 550 millones de dólares en función de hitos comerciales.

Pero, además, Pharma Mar, que espera espera irrumpir con el fármaco también en Europa una vez logre la luz verde de los reguladores, se reserva unos royalties de «entre el 10% y el 30%» que le permitieron obtener 12,7 millones de euros solo en el segundo semestre del año pasado. Fue entonces cuando el antitumoral aterrizó en el mercado americano y comenzó a generar un flujo de ventas que podría haberse acelerado en este primer trimestre. Pharma Mar despejará esta última incógnita en la presentación de resultados del primer trimestre que realizará este miércoles, un día más tarde que su socio Jazz Pharmaceuticals.