El Inditex de Marta Ortega se erige en rey del margen un año después de la ruptura con Pablo Isla

Los analistas vaticinan que la compañía mantendrá un margen bruto por encima del 57% pese al golpe de la inflación

Marta Ortega estrena liderazgo en la Junta de Inditex

Óscar García Maceiras, CEO de Inditex, y Marta Ortega, presidenta no ejecutiva, a la entrada de la junta general de accionistas del grupo, en Arteixo. EFE/Cabalar

Inditex logrará mantener sus márgenes a flote pese al golpe de la inflación. Así lo considera el equipo de analistas del banco de inversión Goldman Sachs, que este martes ha reiterado comprar acciones de la compañía por su modelo de negocio «único».

Desde la firma estadounidense otorgan un potencial de revalorización del 25% a las acciones de Inditex y sitúan su precio objetivo en los 32 euros al entender que sus fortalezas le permitirán capear el temporal de la inflación mejor que su competencia.

«Inditex es una de las empresas europeas de mayor crecimiento y mayor generación de caja de entre las minoristas que tenemos en cobertura», destaca Goldman Sachs. En este sentido, desde el banco estadounidense destacan su «cadena de suministro receptiva y flexible», que le permite estar ampliando ventas hasta el punto de elevarlas un 5% una vez excluido el efecto divisa.

«Esto, junto al crecimiento de las ventas online que eleva el margen, el capital circulante negativo y un modelo de negocio de capital ligero, debería conducir a una alta rentabilidad en márgenes y a una fuerte generación de efectivo a lo largo del tiempo», recalcan desde la casa de análisis.

Mantiene márgenes y dispara beneficios

No en vano, desde Goldman Sachs prevén que la compañía cierre su primer ejercicio completo bajo el tándem de Marta Ortega (este miércoles se cumple el aniversario de su nombramiento como presidenta) y Óscar García Maceiras con un margen bruto histórico. En concreto, este se situará, según sus cálculos, en el 57,1%.

Se trata de un porcentaje que iguala al cosechado en su ejercicio fiscal 2021-22 y que supera tanto al 55,8% cosechado en el primer año del Covid-19 o el 56,9% de la campaña 2018-19, última antes de la pandemia. Según los expertos de Goldman Sachs, la multinacional con sede en Arteixo dará carpetazo a este ejercicio fiscal con unos ingresos récord de 32.035 millones de euros, de los cuales transformará en beneficios 4.228 millones, una cifra también récord y que arroja un margen neto del 13,8%.

La firma logrará, de esta manera, mantener sus márgenes y rentabilidad pese a un entorno marcado por el golpe de la inflación y por la necesidad del grupo gallego de dar salida a su stock de producto. Inditex cerró el mes de septiembre con 3.672 millones de euros en inventario, lo que representa un salto del 43,3% respecto a los 2.563 millones con los que despidió el mismo mes del año anterior.

El tirón en EEUU

En este sentido, la compañía se ve beneficiada por su escalada en el tercer país que ya el año pasado fue el tercero que mayor beneficio antes de impuestos le proporcionó: Estados Unidos. La multinacional obtuvo allí 254 millones de euros, cifra solo superada por los 1.083 millones de España y los 409 millones de euros de Suiza.

Desde la casa de inversión Jefferies consideran «impresionante» el potencial que Zara, buque insignia de Inditex, presenta en Estados Unidos. «El continuo aumento de la población hispana y la reanudación de las aperturas de tiendas deberían proporcionar vientos de cola duraderos, revelaba la firma en un informe reciente.

A su juicio, la buena evolución en Estados Unidos, así como de las ofertas premium «pueden seguir siendo vientos de cola en un 2023» para el que Goldman Sachs vaticina un beneficio neto récord de 4.593 millones.