Empresarios gallegos ven el final de la crisis: empleo a niveles precovid en 2022

La Cámara de Comercio de Pontevedra augura que "el rebote va a ser fuerte", aunque lamenta la incertidumbre en el sector naval, Ence o la automoción por la falta de microchips

Empresarios gallegos ven el final de la crisis: empleo a niveles precovid en 2022

El avance de la vacunación empieza a generar optimismo entre los empresarios, que ven cerca el final de la crisis provocada por el coronavirus. La recuperación, auguran, será rápida y los niveles de empleo previos al Covid podrían alcanzarse ya en 2022.

Así lo considera Manuel Solís, director general de ManpowerGroup, quien matiza que probablemente no sea hasta 2023 cuando se pueda producir un crecimiento que supere el existente antes de la pandemia, a pesar de que el empleo se recupere en el año anterior.

Solís participó en una jornada sobre análisis del empleo en Galicia junto al director gerente de la Cámara de Comercio de Pontevedra, Vigo y Vilagarcía de Arousa, José Manuel García Orois, quien calificó de “magníficas” las perspectivas en sectores como el agroalimentario, que se sumaría a la recuperación que ya se percibe en el logístico o la construcción.

También aprecia una recuperación «notable» en sectores como el textil, si bien García Orois lamenta «incertidumbres» en el naval, en la situación de Ence y en la falta de microchips para la automoción.

Mercado laboral desajustado

Con todo, Manuel Solís avisa de que hay un «desajuste evidente» en el mercado laboral, dado que existe un «problema» para los jóvenes al haber dos grupos principales: sobrecualificados y de muy poca cualificación. Por ello, poco más del 20% están en la franja del nivel que las compañías solicitan, apunta.

A esto se une que las personas de más edad tienen falta de competencias digitales, mientras que las mujeres son el colectivo «más perjudicado» en la falta de oportunidades en el empleo. Solís reflexiona sobre el «desafío tremendo» que existe para la educación.

Sobre este extremo, José Manuel García Orois aboga por que las empresas se enfoquen en «utilizar el talento ya existente», de manera que empleen las «capacidades de la enorme masa de talento que muchas veces se desaprovecha».