Los dueños de Zendal ganan seis millones en dos años con la química que les vendió Pharma Mar

Zelnova elevó un 16% las ventas y más de un 70% el ebitda desde la venta, debido a la fuerte demanda de geles hidroalcohólicos durante la crisis del Covid

Zelnova Zeltia

Imagen interior de las instalaciones de Zelnova Zeltia en O Porriño

Zelnova Zeltia, la empresa que comercializa marcas como Casa Jardín, ZZ o Kill Paff, cierra un ciclo. La demanda masiva de geles hidroalcohólicos y aerosoles virucidas durante la crisis sanitaria por Covid-19 disparó su facturación y sus beneficios durante el año 2020, justo después de que Pharma Mar decidiera traspasar el negocio por 33,4 millones a Allentia Invest y Safoles, sociedades controladas por los accionistas del fabricante de vacunas Zendal.

La anormal situación pandémica hizo que la antigua división química de Pharma Mar elevara un 16% sus ventas y un 74% el ebitda durante el periodo 2019-2021, mostrando ya en el último ejercicio un claro descenso de las ganancias y una leve caída de ingresos una vez superadas las restricciones por el coronavirus.

Zelnova cerró 2021 con 42 millones de ingresos, frente a los 45,6 millones del año anterior. El descenso de las ventas se produjo íntegramente en el mercado español, al caer en 3,6 millones, mientras que el mercado exterior se mantuvo estable. Las ganancias se situaron en los 1,6 millones, con un fuerte descenso respecto a los 4,2 millones de beneficios de 2020. Pese a ello, los nuevos dueños han conseguido casi seis millones de beneficio en dos años con un activo que Pharma Mar dejó de considerar estratégico al volcarse en la rama oncológica. La venta de Zelnova, y poco antes de Xylazel, confirmó el alejamiento del grupo de José María Fernández de Sousa de Galicia al desprenderse de sus dos últimos activos en la comunidad.

La financiación para comprar Zelnova

El fabricante de insecticidas y productos de hogar con sede en O Porriño consolida sus cuentas en Allentia Invest, donde se reflejan también los ingresos de la filial italiana Copyr, con una cifra de negocio de 30 millones y unos beneficios en el último ejercicio de 1,7 millones. Los ingresos consolidados del grupo, que el año pasado también compró las marcas Toke y Stira&Ammira, se situaron en los 68 millones. Al frente del consejo de administración de Allentia está Pedro Fernández Puentes, vicepresidente de Pharma Mar y presidente de Zendal.

El holding obtuvo unos beneficios el año pasado de 2,1 millones, por debajo de los tres millones que logró el año del Covid-19. El grupo mantenía a cierre de ejercicio 11 millones de deuda con Abanca derivada de la financiación que otorgó el banco de Juan Carlos Escotet para la compra de Zelnova a través de un crédito de 14 millones. La otra pata de la financiación se apoyó en un préstamo participativo de Safoles, la sociedad de Pedro Fernández Puentes, por valor de 19,4 millones y un periodo de carencia de ocho años.

Nuevos objetivos

El director general de Zelnova, Pedro González, señaló a principios de año en la revista de la asociación de fabricantes y distribuidores AECOC que los objetivos para este curso pasaban por la digitalización, la sostenibilidad y el fortalecimiento de la cadena de suministro, una vez que se daban por cumplidos los objetivos del plan estratégico que confeccionó la compañía hasta 2022.

«Estamos llevando a cabo una necesaria y estrecha colaboración con nuestros principales proveedores, con los que ya hemos comenzado a revisar y rediseñar algunas de nuestras cadenas de suministro para hacerlas más flexibles y resilientes», afirmaba.