Siemens Gamesa lleva su cartera de pedidos a máximos mientras cierra As Somozas

La compañía se blinda con contratos valorados en 33.743 millones de euros, un boom del que no se podrá aprovechar la recientemente clausurada planta de As Somozas

Planta de Siemens Gamesa en As Somozas

Planta de Siemens Gamesa en As Somozas

La planta en As Somozas de Siemens Gamesa se perderá el boom de contratos de la multinacional. La compañía, que el mes pasado consumó definitivamente el cierre de la factoría de Ferrolterra, ha anunciado que su cartera de pedidos se ha disparado hasta máximos.

En concreto, según ha revelado la firma en su presentación de resultados, los encargos en vigor estaban valorados en 33.743 millones de euros al cierre del mes de marzo tras haber sellado nuevos pedidos de 5.500 millones en el trimestre gracias, principalmente, al boom de la eólica terrestre.

Resultados «alentadores»

El consejero delegado del grupo, Andreas Nauen, ha subrayado que los resultados son «alentadores» y que Siemens Gamesa continúa «trabajando para mejorar su desempeño», aunque todavía se enfrenta a un entorno complicado, «con el Covid-19 impactando en algunos mercados y por el aumento del precio de las materias primas».

Con todo, considera que las perspectivas a largo plazo del sector «siguen mejorando, ya que el creciente apoyo político a la descarbonización para luchar contra el cambio climático está derivando en nuevos objetivos para aumentar las renovables».

Recorta sus pérdidas

Esta oleada de nuevos contratos permitirá que la compañía enderece el rumbo de su cuenta de resultados, en la que se registraron unas pérdidas de 54 millones de euros en el primer semestre de su ejercicio fiscal 2021, un periodo en el que, además, clausuró sus plantas de As Somozas y Cuenca tras pactar sendos expedientes de regulación de empleo (ERE) para 215 y 51 trabajadores, respectivamente.

Los números rojos son, sin embargo un 84% inferiores a los 339 millones de euros registrados en el mismo periodo del año pasado, mientras que sus ingresos se elevaron un 10%, hasta los 4.631 millones de euros, según ha destacado la compañía, que ha revisado a la baja el rango de sus guías de ventas debido a los retrasos en la ejecución de proyectos.