¿Cómo rebajar los gastos en su coche? Siga estos diez pasos

Una conducción suave, el mantenimiento del vehículo y la comparación de precios de gasolina y seguros permiten reducir de forma destacable los gastos asociados al vehículo

¿Cómo rebajar los gastos en su coche? Siga estos diez pasos

Los españoles gastan una media de casi 1.670 euros al año en las facturas que generan sus vehículos. Conceptos como el pago del combustible, el seguro, los gastos de mantenimiento y reparación, los peajes, los parkings o el precio de las inspecciones técnicas de vehículos (ITV) acaparan una parte destacada de los presupuestos familiares.

Sin embargo, estas facturas, que se elevan hasta los 4.070 euros si se incluyen los gastos en la financiación de la compra del vehículo, pueden reducirse de manera significativa si se aplican una serie de consejos que están al alcance de cualquier conductor sea cual sea su vehículo habitual.

Conducir para ahorrar combustible

Una de las formas para ahorrar está en el propio uso que se haga del vehículo. Y es que el estilo de conducción impacta de lleno tanto en una mejor conservación del vehículo como en una considerable reducción de los gastos en combustible. En esta línea se enmarca el consejo de evitar circular a velocidades altas. Un aumento de 20 kilómetros por hora en el velocímetro provoca un incremento del consumo de gasolina o diésel cercano al 45%.

Estrechamente ligado a este punto está la recomendación de llevar a cabo una conducción sin acelerones. La razón es que estos elevan las revoluciones del vehículo hasta puntos excesivamente altos, provocando tres consecuencias. Además de desgastar los neumáticos, los acelerones sobrecalientan el motor y disparan el consumo de combustible.

También para atajar dos de las cuestiones ahora mencionadas (desgaste de neumáticos y consumo de carburante) se recomienda revisar periódicamente la presión de las ruedas hasta situarlas en los niveles recomendados. Unos neumáticos desinflados aumentan el rozamiento con el asfalto y fuerzan al motor a realizar un sobreesfuerzo que se traduce en un mayor consumo.

Como cuarto consejo en el área de conducción, los expertos recomiendan evitar marchas excesivamente cortas. El objetivo es subir de marcha una vez que las revoluciones se aproximen a las 1.500 en los vehículos diésel y las 2.000 en los de gasolina.

El factor de las gasolineras

La segunda principal área a abordar para lograr ahorros en las facturas asociadas al vehículo gira en torno a las estaciones de servicio. La comparación previa de precios entre una gasolinera y otra permite que el usuario se pueda aprovechar de diferencias de precios de hasta un 10% incluso en el mismo núcleo poblacional.

Además, buena parte de estos establecimientos cuentan con tarjetas de fidelización a través de las cuales se pueden lograr bonificaciones adicionales que pueden reducir la factura en hasta un 10% dependiendo de la cadena.

En relación con este último punto, un correcto mantenimiento del vehículo permite lograr importantes ahorros de combustible. El hecho de contar con filtros, lubricantes o líquidos en buen estado permite que el motor permanezca en un estado óptimo y, por tanto, ahorre combustible.

Las claves en la compra del vehículo y su seguro

Pero, además de ahorrar en estas partidas de gasto, el usuario de un vehículo puede reducir su factura en el mismo momento de la compra del vehículo. La comparación de precios de vehículos, la búsqueda de ofertas mensuales o el recurso a vehículos de kilómetro cero (coches nuevos que no han sido usados, pero que ya se encuentran matriculados) son claves para lograr un ahorro extra.

Una vez comprado el vehículo, otro punto esencial gira en torno a los seguros. Al igual que con los vehículos, la comparación de precios entre compañías y el uso de calculadoras de pólizas como la que ofrece de manera gratuita Verti se erigen como clave para lograr unos importantes ahorros a la hora de contratar un servicio esencial para cualquier vehículo.

Las tarifas inicialmente ofrecidas incluso pueden moverse a la baja en función del historial del conductor. Así, un cliente que ha cometido pocas infracciones a lo largo de su trayectoria o durante el periodo que ha permanecido con la misma aseguradora tiene su premio en forma de una bajada de tarifas que, sumada a todas las formas de ahorro mencionadas anteriormente permitirían rebajar los gastos medios asociados al vehículo por debajo de los 1.670 euros anuales que se estiman en el estudio de la aplicación Fintonic.