Feijóo, sobre los rebrotes del Covid-19 en Galicia: «Había muchísima relajación»

El presidente de la Xunta comparte su "preocupación" por el repunte de ingresados en las UCI de Ourense, pero considera que la situación es menos alarmante que en las Navidades pasadas por el "colchón" de la vacunación

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una rueda de prensa - DAVID CABEZÓN

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en una rueda de prensa – DAVID CABEZÓN

El presidente de la Xunta se muestra «preocupado» y a la vez «tranquilo» tras los últimos repuntes del coronavirus en Galicia. Alberto Núñez Feijóo ha pasado revista al aumento de casos activos por Covid-19 que padece durante las últimas semanas la comunidad y ha explicado este cambio de escenario por el hecho de que «estábamos en una situación de muchísima relajación» ante los avances en la campaña de vacunación.

Según Feijóo, «la esperanza es volver a activar la cautela en los comportamientos individuales y colectivos» ante estos repuntes del Covid-19 y ha reivindicado la nueva batería de medidas de la Xunta. «Llevamos advirtiendo de la necesidad de cumplir todas las normativas», ha defendido, antes de abundar que este mismo jueves por la mañana se ha solicitado autorización expresa al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) para exigir el certificado Covid-19 en la hostelería.

«La vacunación nos da un enorme colchón»

Dentro de su «mensaje de tranquilidad, pero también de preocupación», Feijóo ha destacado que, a diferencia de las Navidades del año pasado, «la situación de vacunación nos da un enorme colchón» y ha apuntado a tres medidas como las claves para doblegar esta nueva ola del coronavirus.

Por un lado, el presidente de la Xunta ha destacado la necesidad de incrementar el porcentaje de mayores de 60 años con tercera dosis. En paralelo, Feijóo también ha celebrado la reciente autorización por parte de la Agencia Europea del Medicamento (EMA) de la vacuna de Pfizer para los niños de entre 5 y 11 años («son vectores de transmisión a los mayores», ha reconocido) y que «bajemos de los 60 años con la tercera dosis».

El objetivo es que estas medidas sean suficientes para contener una escalada del Covid-19 que ha añadido la presión especialmente en las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales de Ourense. «Nos preocupa», ha recalcado Núñez Feijóo, que ha contrapuesto esta situación con el hecho de que Galicia sigue siendo la comunidad con menor ocupación en sus unidades de críticos de toda España.