La Xunta echa un jarro de agua fría a la apertura de la hostelería

El conselleiro de Sanidade descarta reabrir la hostelería en la reunión del comité clínico de este lunes porque la presión sobre las UCI sigue por encima de los máximos de marzo

García Comesaña

Julio García Comesaña, conselleiro de Sanidade

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, se muestra partidario de mantener cerrada la hostelería por el momento pese al desplome de contagios por coronavirus. Según ha revelado en una entrevista en la Radio Galega, la vuelta a la actividad de este sector va “más a largo plazo” al considerar “comprobado” el efecto que su clausura ha tenido en la bajada de la incidencia acumulada.  

«Los resultados están ahí», ha señalado el conselleiro después de subrayar que se trata de un «tema difícil» porque, aunque «muchos» de los rastreos apuntan a una transmisión en el hogar, el virus «llegó a ese domicilio de algún sitio». «Creemos que en muchos casos llega de entornos donde se flexibiliza el uso de la mascarilla y donde se pasa tiempo sin esa precaución», ha afirmado en referencia a los bares y sus terrazas, a los que disculpa porque esta realidad «no es un problema del propio no del local, sino conjunto» de toda la sociedad por no respetar las medidas.

Situación aún grave en las UCI

García Comesaña ha realizado estas declaraciones en la jornada anterior a la próxima reunión que el comité clínico que asesora a la Xunta celebrará este mismo lunes y en la que ha dejado entrever que se adoptará “algún ajuste”, aunque ha adelantado que estos cambios tendrán un impacto limitado por la saturación con la que todavía cuentan las unidades de cuidados intensivos (UCI) de los hospitales gallegos, que han sumado a cuatro nuevos pacientes hasta hacer un total de 228.

«Los números (en las UCI) están por encima del pico de marzo y eso nos obliga a ser muy prudentes», ha comentado tras apuntar que la evolución de las cifras en números de contagios detectados al día, casos activos e incidencia acumulada «favorecen el clima de optimismo», aunque ha advertido ante el riesgo de caer en «triunfalismos».

A vueltas con los cierres perimetrales

Con todo, el titular de Sanidade ha manifestado su satisfacción con los efectos de las medidas impuestas por la Xunta a finales de enero, ya que cree que se están «cumpliendo las previsiones» que barajaba el comité de expertos que asesora a la Administración autonómica, lo que abre la puerta a medidas como la vuelta a la presencialidad en las universidades gallegas.

Otro de los asuntos que estará sobre la mesa del comité clínico es la posibilidad de reabrir la movilidad entre municipios, que se encuentran cerrados desde el pasado 26 de enero. «Los cierres (perimetrales) están muy ligados a la incidencia acumulada y Galicia está todavía en valores altos. Esperamos que, con los modelos matemáticos que tenemos, en poco tiempo, en una semana o semana y media, alcancemos valores a los que estábamos acostumbrados antes (de la tercera ola)», ha manifestado Comesaña

Así, ha reconocido que el comité analizará con base en la información epidemiológica y asistencial si se mantienen los cierres por ayuntamientos, se regresa al modelo de agrupamientos «por almendras» o se va hacia un modelo de área sanitaria.