El portavoz de ERC en el Parlament de Cataluña, Sergi Sabrià, en el debate de política general del 16 de septiembre de 2020 | EFE/QG

ERC amenaza a Pedro Sánchez con otro "embate" si no hay un referéndum

stop

Esquerra apoya el planteamiento de la CUP de convocar elecciones en Cataluña para preparar un nuevo desafío al Estado

Alessandro Solís

Economía Digital

El portavoz de ERC en el Parlament de Cataluña, Sergi Sabrià, en el debate de política general del 16 de septiembre de 2020 | EFE/QG

Barcelona, 16 de septiembre de 2020 (15:39 CET)

"Su negativa a negociar un referéndum, si perdura en el tiempo, acabará desembocando en un nuevo embate". El portavoz de Esquerra Republicana en el Parlament de Cataluña, Sergi Sabrià, ha enviado esta advertencia al Gobierno de Pedro Sánchez este miércoles en el debate de política general que celebra la cámara autonómica a falta de pocas horas para la vista del Tribunal Supremo de la sentencia por desobediencia a Quim Torra.

Sabrià ha explicado que, para ERC, la mesa de diálogo es el único instrumento de "confrontación inteligente" con el Estado, en alusión a la apuesta por la provocación de Junts per Catalunya. "No podemos renunciar más a la bandera del diálogo", ha asegurado, máxime cuando las campañas electorales se abordan desde el mensaje de la "unidad estratégica" del independentismo, que "es fuerte cuando se asocia con la democracia".

"La mesa de diálogo es el reconocimiento explícito de que existe un conflicto político", ha explicado Sabrià, calificándola de "un éxito en sí mismo" por considerarla una admisión hasta hace poco inexistente. Pese a que "ahora solo tenemos una foto", ERC ha defendido que "debemos pasar a los hechos" y que su propuesta de amnistía y autodeterminación es "clara" mientras que la propuesta del Gobierno central de momento "no existe".

En ese sentido, Esquerra ha apoyado el planteamiento expuesto anteriormente por la CUP, que pasa por convocar ya elecciones para preparar un nuevo "embate" contra el Estado. "No nos da miedo ni la desobediencia ni la unilateralidad", ha avisado Sabrià, pero antes tendrá que hacerse "evidente" que es el Gobierno central y no el independentismo el que "renuncia" al diálogo. "El Gobierno no ha demostrado ser de izquierdas ni dialogante".

ERC ha pedido un "programa consensuado" entre las fuerzas independentistas para volver a sentarse en la mesa de diálogo, "poner al Estado en contradicción y obligarle a mover ficha". El resultado de la disyuntiva que plantea el separatismo entre referéndum y unilateralidad "dependerá del inmovilismo del Estado", que a su vez debe entender que la "paciencia" del movimiento independentista eventualmente se agotará.

Es decir, que si las exigencias de autodeterminación y amnistía finalmente no son cumplidas por parte del Estado, "el independentismo deberá seguir su camino" al entender que "dentro del Estado español Cataluña no tiene futuro". Esto demanda "trabajo" y no "fórmulas mágicas", ha asegurado Sabrià, pocos segundos antes de abrazar el realismo mágino al aseverar que "hoy, el camino a la independencia ya es irreversible".

"Unidad" y elecciones

Durante su intervención en el pleno del Parlament, Sabrià ha deslizado que ERC y JxCat no han llegado aún a un acuerdo sobre la hoja de ruta a seguir una vez que Torra sea inhabilitado por el Supremo. "De momento no ha sido posible" cerrar un acuerdo sobre este asunto, "pero la predisposición de las partes ha sido buena", ha asegurado el parlamentario. "No podemos volver a dividirnos en una situación como esta", ha apostillado.

El portavoz republicano ha transmitido que cuando el independentismo se ha puesto de acuerdo "el país ha avanzado", por lo que "la mejor solución" a la inhabilitación de Torra será "la que pactemos conjuntamente sin imposiciones". "Superémoslos", ha dicho, refiriéndose a los partidos e instituciones no afines al independentismo. "Pactemos los escenarios que vienen, démosle certezas a la gente", ha insistido.

Sabrià además ha hecho un llamamiento a "convertir este septiembre en un punto de inflexión para recuperar el camino hacia la república". Y ha criticado "la falta de estrategia" de las formaciones soberanistas y que "el simbolismo solo apela a los que ya están convencidos", por lo que conviene "volver al objetivo de explicar la independencia, que no es otra cosa que construir un país mejor", y explicárse siempre "al conjunto de la ciudadanía".

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad