Así son los planes de pensiones públicos que ha aprobado el Gobierno

El Gobierno de Pedro Sánchez espera que esta ley, junto a las enmiendas presentadas, se apruebe este jueves en el pleno del Congreso de los Diputado

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, reserva 1.900 millones para la paga extra de los pensionistas de enero por la inflación. EFE

Los planes de pensiones están a la orden del día. El proyecto de ley de regulación que ha ideado el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, para el impulso de estos planes ha sido aprobado este jueves en el Congreso de los Diputados. Pero esta norma no ha estado exenta de polémica. Este plano no convencía ni a sindicatos ni a empresarios, ni siquiera a su socio de Gobierno, Unidas Podemos. Por convencer no convencía ni al PSOE, que incluso presentó enmiendas a su propio proyecto. Te explicamos cuáles son las claves y cuál ha sido el conflicto entre los socialistas y los morados.

El Ejecutivo ha dado luz verde gracias a la abstención de Bildu, partido con el que ha pactado aumentar un 15% las pensiones no contributivas y al que prometió que la Seguridad Social no destinaría “ni un solo euro” al fondo de pensiones. Esta medida será incorporada en el decreto ley que prorrogará las medidas de respuesta a la crisis de Ucrania.

¿Cuál es el objetivo de esta ley?

El principal objetivo de la ley de planes de pensiones es ampliar la población que queda cubierta por estos planes a trabajadores de rentas medias y bajas, de pequeñas y medianas empresas, y a los autónomos.

¿Por qué no le gusta a Podemos?

Los de Ione Belarra mostraron recelo con esta ley porque, en su opinión, promovía la «privatización de las pensiones». No obstante, Unidas Podemos ha apoyado esta iniciativa una vez que ha conseguido que las las modificaciones en los planes colectivos vayan a cargo de los Presupuestos, y no de las cotizaciones.

La ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra. EFE/ Emilio Naranjo

Por otro lado, la semana pasada fue noticia que Unidas Podemos logró incorporar cinco enmiendas al proyecto de ley de planes de pensiones de empleo, entre ellas, la que elimina el límite máximo en las bases de cotización a la Seguridad Social.

Entre las cinco enmiendas de Podemos figuran también la moderación de las bases imponibles para deducciones fiscales a la mitad y la reducción de las deducciones en el IRPF por aportaciones en este tipo de planes, hasta dejarlas cerca de los 4.250 euros.

Sin embargo, el PSOE ha registrado el voto particular para quitar tres de las enmiendas de Podemos. En concreto, el partido quiere eliminar las enmiendas 57, 58 y 60, en las que el PSOE votó a favor por error, y que contemplan el destope de las cotizaciones y reducciones en las deducciones fiscales.

¿Qué propuestas destacan?

Entre las propuestas de los socialistas, destaca una en la que solicitan que las empresas con planes de pensiones de empleo deben garantizar una contribución mínima para todos los partícipes de esos planes. La finalidad de esta modificación ‘es que todos los partícipes reciban un mínimo de contribuciones’, se lee en la enmienda del grupo socialista.

Otra de las propuestas del grupo socialista, que está recogida en la enmienda 112, es reducir a un mes el actual periodo de carencia de dos años para acceder a un plan de pensiones de empleo, según explica Finanzas.com.

Con esta modificación el grupo socialista pretende “acortar el plazo en el que un trabajador pueda ser partícipe del plan de pensiones de su empresa a partir de un mes de antigüedad en la misma, para facilitar su acceso y que sea, efectivamente, no discriminatorio con respecto a los trabajadores de la misma empresa con una mayor antigüedad en esta”.

Contexto: Pacto de Toledo y Plan de Recuperación

Esta norma se incluye en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. En él queda recogido, entre otras medidas, “la integración y convergencia de los distintos regímenes de pensiones, como los de los autónomos”.

Por otro lado, cabe destacar que en el Pacto de Toledo, en la recomendación número 16, se indica “la necesidad de impulsar, de forma preferente, los sistemas sustentados en el marco de la negociación colectiva, de empleo, que integran el denominado segundo pilar del modelo de pensiones”.