Cobra se convierte en el mayor promotor de eólica marina en España con su macroparque en Galicia

La antigua filial de ACS está detrás de 3.700 de los 8.700 megavatios de energía eólica marina que se proyectan en España

Parque eólico marino flotante Kincardine

Imagen de archivo del parque eólico marino flotante Kincardine, desarrollado por Cobra

El parque Galwind encumbra a Cobra como el mayor promotor de la eólica marina de toda España. La antigua filial del grupo Actividades de Construcción y Servicios (ACS) controla 42,5 de cada 100 megavatios que se proyectan con esta tecnología en España.

En concreto, Cobra ha puesto sobre la mesa del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico un total de 12 proyectos de parques eólicos marinos. Entre todos ellos hacen una potencia conjunta de 3.700 megavatios, lo que representa un 42,5% de los 8.690 megavatios que se proyectan en el conjunto del país.

La instalación de mayor tamaño, con 1.200 megavatios es Catwind, que se ubicará, en el caso de superar el proceso de tramitación, frente a la costa de la provincia de Girona. El segundo, por su parte, es el Galwind. Promovido también por Instalaciones y Servicios Moscardó III (propiedad del grupo Cobra), se ubicaría sobre las provincias de A Coruña y Lugo. Allí proyectaría unos aerogeneradores con 1.000 megavatios de potencia, convirtiéndose así en el segundo mayor proyecto en la comunidad, tan solo superado por los 1.200 megavatios de Nordés (promovido por Sener y Bluefloat frente a la costa de A Coruña y Ferrol).

A los 1.200 megavatios que el grupo Cobra tramita en Cataluña se suman otros 1.200 megavatios en Canarias, así como los 1.000 ya mencionados en Galicia y los 300 que proyecta en Andalucía mediante su parque eólico Alwind, situado frente a la costa almeriense.

De Cobra a Iberdrola

Con estos nuevos proyectos de parques eólicos por parte de Cobra, la firma ahora propiedad del Grupo Vinci supera en un 66,2% los 2.225 megavatios de la alianza de Bluefloat y Sener. Estas últimas, además del parque eólico Nordés, situado frente a la costa ártabra, también proyectan otro de 500 megavatios en Cataluña (Tramuntana), otro de 300 en Andalucía (Mar de Ágata) y un cuarto en Canarias, de 225 megavatios, bajo la denominación de Tarahal.

Completa el podio de mayores promotores de eólica marina en España una Iberdrola que este lunes llegó a superar momentáneamente a Inditex en valor en bolsa. La firma que preside Ignacio Sánchez Galán tiene en cartera 1.718 megavatios, de los cuales algo más de la mitad tienen acento gallego.

No en vano, la compañía proyecta dos parques eólicos marinos (San Cibrao y San Brandán) frente al entorno de Estaca de Bares y de Cedeira, respectivamente. Los dos suman un total de 980 megavatios de potencia, duplicando así los 500 del parque eólico Gavina, que se ubicará, en el caso de ser aprobado, en aguas catalanas y superando también los 238 megavatios del San Borondón, que planea en aguas canarias.

Capital Energy (254 megavatios), la alianza de Equinor y Naturgy (225), EDPR (194), Enerocean (180), Saitec (95), ABEI Energy y la gallega Greenalia (ambas con 50 megavatios) completan el listado de empresas que promueven instalaciones para aprovechar la fuerza del viento a mar abierto para transformarla en energía eléctrica.

Galicia acapara más de un tercio de los megavatios

Dentro de esta revolución en el sector (España todavía no cuenta con ningún parque eólico frente a su costa, a diferencia de Portugal, Francia o Reino Unido), Galicia se posiciona como una de las principales protagonistas. Sobre la mesa del Ministerio para la Transición Ecológica se encuentran planes de empresas que proyectan la puesta en marcha de 3.180 megavatios en la comunidad.

La cifra representa un 36,5% del total y supera a los 2.625 megavatios de Canarias, el territorio escogido para levantar el primer parque eólico marino experimental de toda España (el Mar de Canarias, de 10 megavatios). Cataluña, por su parte, suma 2.250 megavatios en iniciativas de eólica marina, casi cuatro veces más que Andalucía (600) y superando también a los 45 de País Vasco.