El Zepzelca ya genera un tercio del negocio de Pharma Mar y su socio vaticina un nuevo estirón

El antitumoral aportó casi 17 de los 51 millones de euros de facturación de Pharma Mar mientras su socio en Estados Unidos prevé que sus ventas aumenten de forma significativa en los próximos meses

Bruce Cozadd

Bruce Cozadd, presidente de Jazz Pharmaceuticals, socio de Pharma Mar

Pharma Mar se instala en zona de beneficios millonarios gracias al trampolín de Zepzelca. La compañía de origen gallego ha cerrado el primer trimestre del año con unas ganancias de 24 millones de euros y una facturación de 51,2 millones de euros gracias al tirón de Zepzelca, que pasa a compartir con el Yondelis su condición de pilar de su cuenta de resultados.

En concreto, su antitumoral para el tratamiento del cáncer de pulmón microcítico ha reportado el grueso de los 8,7 millones de euros que Pharma Mar se ha embolsado vía royalties al calor de las ventas que Jazz Pharmaceuticals ha realizado en Estados Unidos. A estas cantidades obtenidas en el mercado americano, en donde recibió la aprobación acelerada el pasado mes de junio, se suman los 8,4 millones de euros recibidos con las licencias de uso temporal en Europa, territorio en el que aún no está aprobado, gracias a su uso compasivo en países como Francia.

De esta forma, Zepzelca ya aporta con sus ingresos recurrentes prácticamente 17 de los 51,2 millones de euros de facturación de la compañía presidida por José María Fernández de Sousa, que podría recibir un nuevo empujón de la mano de su socio en Estados Unidos. «Esperamos un crecimiento significativo de Zepzelca conforme avancemos en 2021», ha destacado Bruce Cozadd, presidente de Jazz Pharmaceuticals, en su presentación de los resultados del primer trimestre del año ante los analistas de las casas de inversión.

Este previsible acelerón en ventas daría alas a Pharma Mar, que se ha reservado unos royalties que se mueven en una horquilla de entre el 15% y el 20%, generando así un flujo de ingresos constantes que se podrían sumar a los pagos de 150 y 550 millones de euros pendientes. Estas dos últimas cantidades son las que Jazz Pharmaceuticals tendría que abonar en el caso de que el fármaco logre la aprobación definitiva en suelo americano y en función del cumplimiento de determinados objetivos comerciales, respectivamente.

Efecto Zepzelca en Jazz Pharmaceuticals

Zepzelca ha sido uno de los motores de la cuenta de resultados de la farmacéutica irlandesa, que se ha embolsado 54,3 millones de dólares (unos 45,2 millones de euros al cambio actual) en ingresos por ventas de este fármaco y, además, alcanzó un beneficio neto de 121,8 millones de dólares (unos 101 millones de euros).

«Las tendencia que estamos viendo refuerzan nuestra confianza en que estamos viendo y veremos un crecimiento continuado con Zepzelca», ha reiterado Cozald sobre un fármaco que recientemente ha logrado hacerse con un hueco en la guía de práctica clínica de la Sociedad Europa de Oncología Medica (ESMO). En ella se considera a Zepzelca como «una opción de tratamiento para los pacientes [de cáncer de pulmón microcítico] que progresan o después de la quimioterapia de primera línea basada en platino».

Expansión tras el fiasco de Atlantis

Con estos mimbres, Pharma Mar busca expandir Zepzelca ya no solo vía unas mayores ventas en Estados Unidos, en donde sus ventas mensuales en lo que va de año son un 20% superiores a las alcanzadas, de media, en los seis últimos meses de 2020, sino también en Europa y Asia. Tras el fiasco del ensayo clínico Atlantis, en el que Pharma Mar no obtuvo los resultados esperados con la combinación de la lurbinectedina con la doxorubicina, la compañía tiene en marcha otros cuatro estudios ante los reguladores. De ellos, tan solo uno gira en torno a su uso como agente único, la fórmula con la que ha logrado introducirse en el mercado americano.

El objetivo es abarcar lo que Fernández de Sousa definió en la última junta general de accionistas de la compañía como «necesidad médica aún no cubierta”. Como muestra de ello, el presidente de Pharma Mar se refirió a los 650 pacientes de hospitales galos que han recibido el antitumoral como uso compasivo. Esta situación “indica una gran aceptación y gran necesidad médica”, según indicó el empresario gallego, que destacó que «el éxito» que la biotecnológica está «teniendo ahora se debe en buena medida al éxito de la lurbinectedina [Zepzelca]”, un fármaco para el que ahora busca nuevos mercados y que, previsiblemente, dará el sorpasso al Yondelis en su cuenta de resultados.