JP Morgan desconfía de las primeras apuestas de Amancio Ortega en energía

Los expertos del banco de inversión ven a Redeia y Enagás, ambas participadas por el fundador de Inditex, como menos atractivas en el sector de redes y prefieren a Enel y Engie

Arturo Gonzalo, consejero delegado de Enagás / Enagás

Arturo Gonzalo, consejero delegado de Enagás / Enagás

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp

JP Morgan sigue castigando a Redeia y Enagás, a las que sitúa entre las menos atractivas para invertir entre las utilities europeas, algo que ya había avanzado a finales del año pasado. Ahora lo reitera en un nuevo informe sobre el sector eléctrico en el que analiza el subsector de redes. De nuevo, Redeia y Enagás, las dos empresas del sector energético en las que comenzó a invertir Amancio Ortega, están entre las empresas sobre las que el banco norteamericano arroja una visión más negativa.

Los analistas de JP Morgan señalan que las empresas participadas por Pontegadea tienen un «riesgo/recompensa menos atractivo», junto a la británica Severn Trent. El informe, que avanzó Bolsamania, recomienda a los inversores EON y National Grid, en caso de que pretendan posicionarse en redes y tener una exposición mínima a las renovables.

El sector, explica JP Morgan, experimentará un importante crecimiento ligado al proceso de descarbonización, pues  las redes de energía serán un facilitador clave, conectando la capacidad renovable incremental con nuevas fuentes de demanda». Señalan los expertos a modo ilustrativo que la Agencia Internacional de Energía (AIE) estima que, hasta 2030, la inversión anual promedio en redes eléctricas debe ser un 50% mayor que la tasa de ejecución de 2016-2022.

Apuesta por Enel y Engie

En términos de inversión, serán necesarios unos 60.000 millones anuales e irán a más a partir de 2030, alcanzando los 85.000 millones, según las estimaciones de la Comisión Europea. La apuesta de JP Morgan para posicionarse en este crecimiento son las eléctricas integradas, entre las que destaca específicamente a Enel, Engie y SSE. Las menos atractivas, en cambio, serían Redeia y Enagás, los gestores de la red eléctrica y gasista española.

Respecto a la primera, el banco de inversión decía el pasado diciembre que vive un momento de impulso inversor con una rentabilidad «incierta» y que los beneficios de la compañía están mostrando un comportamiento «débil». Sobre el socio de Reganosa en el Musel advertían los expertos del riesgo de un fuerte recorte en el dividendo por las necesidades de inversión que genera su apuesta por el hidrógeno, con la implementación de la red española y los propios proyectos que impulsa Enagás Renovable, filial también participada por Amancio Ortega.

Redeia y Enagás fueron las primeras apuestas del fundador de Inditex en el sector energético cuando optó por diversificar sus inversiones, tradicionalmente volcadas en el ladrillo. En ambas controla un 5% del capital.

Comenta el artículo
Economía Digital Galicia

Recibe nuestra newsletter diaria

O síguenos en nuestro  canal de Whatsapp