La dueña de Uniqlo, el ‘Zara japonés’, prevé disparar su beneficio un 80% este año

Fast Retailing, el gigante textil de Tadashi Yanai, avanza la recuperación del sector. Impulsada por sus resultados en Japón, espera acabar su año fiscal, en agosto, con un aumento de ingresos del 10%

Tienda de Uniqlo en Shanghai. La compañía desembarca este año en España para plantar cara a Zara en su propia casa

Tienda de Uniqlo en Shanghai. La compañía desembarca este año en España para plantar cara a Zara en su propia casa

Fast Retailing, la matriz de Uniqlo (con distancias, una suerte de Zara japonés), presentó este jueves los resultados correspondientes a su primer semestre anual, de septiembre de 2020 a febrero de 2021. Los números de la compañía evidencian una recuperación. Si bien en la comparativa interanual los ingresos se redujeron un 0,5%, hasta los 9.240 millones de euros, el beneficio ascendió hasta los 105.800 millones de yenes (unos 812 millones de euros), un 5,4% más que en el mismo periodo del pasado ejercicio.

Fast Retailing está compuesta por cuatro sociedades, Uniqlo Japan, Uniqlo Internacional, GU y Global Brand. Tan solo esta última finalizó el semestre con un beneficio operativo negativo. El gigante textil explica que la mejoría de sus cifras se debe a las cifras cosechadas por Uniqlo en Japón y en China continental, así como en los mercados de Hong Kong y Taiwan, que reportaron «beneficios por encima de las perspectivas».

Bien en Japón y China, mal en Europa

En lo que atañe a la sociedad Uniqlo Internacional, los de Tadashi Yanai, destacan que el negocio europeo se vio fuertemente sacudido por los cierres y restricciones aparejados a la pandemia. El negocio de Uniqlo Internacional, que no engloba a Japón, su gran mercado, redujo ventas, pero logró aumentar ganancias. Con ingresos que rondaron los 4.000 millones, un 3,6% menos, el beneficio operativo de la sociedad se incrementó casi un 26%. Todo esto “gracias a la fuerte ganancia de beneficios en la región de la Gran China y al regreso a beneficios en Corea del Sur después de las pérdidas en el año fiscal 2020”, explica la compañía.

Si bien los mercados asiáticos demostraron su solidez, no ocurrió lo mismo con los territorios europeos y americanos, más afectados por el coronavirus. “Las regiones de sur y sudeste de Asia, Oceanía y Europa registraron grandes caídas en ingresos y beneficios”, apunta la multinacional japonesa, que destaca que Estados Unidos se anotó “una pérdida operativa más amplia”.

En lo que atañe específicamente al mercado europeo, Fast Retailing indica que “Uniqlo reportó grandes caídas tanto en ingresos como en ganancias en el primer semestre debido a los cierres temporales de tiendas”. Sin embargo, destaca el comportamiento del mercado ruso, en donde se logró “un crecimiento de dos dígitos en las ventas en las mismas tiendas durante el primer semestre y un gran aumento en las ganancias operativas”, algo que deriva, explica, de que “no se requirió que las tiendas cerrasen temporalmente en ese mercado”, beneficiado, además, por las ventas de artículos de invierno.

Expectativas

Pero, quizás, lo más destacable de la presentación de resultados semestrales de la matriz de Uniqlo radica en sus previsiones para el ejercicio 2021, que cierra en el mes de agosto. La compañía prevé acabar su año fiscal con unos beneficios por encima de los 165.000 millones de yenes, unos 1.260 millones de euros, un 80% más. Las ventas crecerán un 10%, hasta rozar los 17.000 millones de euros.

Eso sí, a pesar de las espectacular mejora que prevé, no avanza grandes resultados en el mercado comunitario. “En Europa, aunque esperamos que la pérdida del segundo semestre se reduzca, pronosticamos que la pérdida de todo el año se expandirá ligeramente a la luz de la gran caída de las ganancias del primer semestre”.