La patronal, ante la “oportunidad” de los fondos europeos: “Necesitamos más músculo industrial”

Juan Manuel Vieites, presidente de la CEG, pide más industria para reducir la dependencia del exterior, mientras Carmen Lence, CEO de Grupo Leche Río, advierte que solo la mitad de la leche recogida en Galicia se transforma en la comunidad

Vieites, Lence y García-Negro

El presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Juan Manuel Vieites, la consejera del Grupo Leche Río, Carmen Lence y la profesora de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), María do Carme García-Negro, durante su intervención en el II Foro Prospectiva de la UIMP en A Coruña

La segunda edición del Foro de Economía Prospectiva de Galicia que organiza la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en la ciudad de A Coruña pasa revista a los fondo europeos Next Generation. A través de una mesa redonda en la que han participado el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Juan Manuel Vieites, la consejera del Grupo Leche Río, Carmen Lence y la profesora de la Universidade de Santiago de Compostela (USC), María do Carme García-Negro, el foro ha esbozado la hoja de ruta de las dos próximas décadas para la economía gallega.

Según Juan Manuel Vieites, los fondos europeos Next Generation de la Unión Europea suponen “una oportunidad única” para abordar el proceso de reindustrialización en Galicia. A juicio del presidente de la patronal gallega, “no podemos estar pendientes de otros países” para abastecernos de materias primas o productos esenciales, una cuestión que según ha recalcado, ha quedado de manifiesto con la crisis del Covid-19.

Vieites ha apelado a unir fuerzas y “sumar en lugar de restar” para abordar el cambio de “modelo productivo”. Para alcanzar estos objetivos son necesarios, según su punto de vista, tanto esta inyección de fondos procedente de Bruselas como un mayor esfuerzo en la mejora de la productividad, el aumento de las partidas dedicadas a investigación y desarrollo (I+D), así como una simplificación administrativa tomando el ejemplo de Portugal.

Leche Río y su candidatura a los fondos europeos

En esta línea, Carmen Lence ha reconocido que el Grupo Leche Río ha presentado proyectos para optar a los fondos europeos Next Generation. “Esperemos que nos toque algo”, ha asegurado, antes de afirmar que el grupo se ha caracterizado hasta ahora por no haber recibido apenas subvención alguna.

Según la máxima ejecutiva del mayor grupo lácteo de capital gallego, la tarea pendiente de la comunidad es aprovechar todo su potencial industrial. Para ello ha utilizado como ejemplo su sector. “Solo la mitad de la leche recogida en Galicia se transforma en la comunidad. Es un modelo casi del tercer mundo, porque la riqueza se genera fuera y los impuestos tampoco se quedan en Galicia”, ha defendido.

A vueltas con el PIB industrial

Por su parte, María do Carme-García Negro ha calculado que Galicia recibirá entre “7.000 y 8.000 millones por los fondos Next Generation”, unas cifras que implican por sí solas alrededor de un 10% del producto interior bruto (PIB) en tres años.

Estas inversiones millonarias debería, según ha defendido, reforzar el sector industrial gallego para hacer frente a situaciones sobrevenidas como la del Covid-19 y a hacer frente al reto demográfico. A su juicio, esta crisis en materia de población tiene un carácter económico, toda vez que en los últimos años crece “tanto el PIB como el PIB industrial sin que esto se traduzca en un aumento del empleo”.