Más allá de Shein: Uniqlo despega en bolsa y se erige en el gran competidor asiático de Inditex

De las tradicionales marcas de moda rápida, Fast Retailing, la dueña del 'zara japonés', es la única que ha visto crecer su capitalización bursátil en lo que va de año: casi un 30%

Marta Ortega estrena liderazgo en la Junta de Inditex

Óscar García Maceiras, CEO de Inditex, y Marta Ortega, presidenta no ejecutiva, a la entrada de la junta general de accionistas del grupo, en Arteixo. EFE/Cabalar

Inditex, el gigante de Amancio Ortega, atraviesa su particular agosto en la bolsa española, tras un año especialmente duro en el que los inversores la penalizaron por el Covid, los cambios en su cúpula y la salida del mercado ruso tras la guerra en Ucrania. No obstante, en estos momentos, la matriz de Zara cotiza con la acción a 25,37 euros, precio mayor que el que presentaba cuando arrancó el conflicto bélico. Con un valor bursátil que ha remontado hasta los 79.000 millones de euros, es la textil tradicional con menor retroceso en bolsa en lo que va de ejercicio. Eso sí, con una única excepción: Fast Retailing, la matriz de Uniqlo, su gran competidor japonés.

Los números dicen que, si se mira hacia Asia, el gran rival de Inditex en este momento no es la marca ultra low cost Shein, si no Uniqlo, del magnate Tadashi Yanai. En lo que va de año, la acción de Fast Retailing se ha estirado un 30% y su capitalización bursátil ronda los 63.000 millones de euros al cambio.

Una distancia de 16.000 millones

Hay que tener en cuenta que en los últimos años Fast Retailing ha sido la única textil en condiciones de disputarle a Inditex el trono de la capitalización bursátil, el valor que el mercado otorga a una empresa. A principios de 2021, los japoneses lograron sorpassar momentáneamente en valor en bolsa a Inditex. A finales de enero de aquel ejercicio alcanzaron los 79.000 millones de euros al cambio, superando por la mínima a los de Amancio Ortega, con una cotización resentida por la tercera ola del Covid en Europa.

Tienda de Uniqlo en Shanghai
Tienda de Uniqlo en Shanghai.

A principio de año, Inditex valía cerca de 35.000 millones en bolsa más que Fast Retailing. La diferencia se ha ido ajustando, ya que ahora las separan 16.000 millones de euros.

Las ganadoras de la carrera en bolsa

Con la excepción de Fast Retailing, lo cierto es que Inditex es la compañía que está presentado una mayor resistencia a los envites de la guerra en Ucrania y la inflación. En lo que va de año, la acción ha retrocedido un 11% (cerró el año 2021 con una capitalización que rozaba los 89.000 millones de euros). La caída es mucho menor que la presentan compañías como la sueca H&M (-25%) o la americana GAP (-39%).

También está alejada de la gran desaceleración que han sufrido pure players como la alemana Zalando, que acumula una caída en el precio de sus acciones de un 55% en lo que va de año, o Asos (-58%).

Las dudas de Shein

Y, ¿qué pasa con Shein? La compañía de comercio online de Chris Xu parece haber perdido tirón en los últimos meses a la hora de la apuesta del mercado. El pasado abril, Bloomberg adelantó que el gigante de la moda ultra low cost buscaba una nueva ronda de financiación que dispararía su valoración a los 100.000 millones de dólares, unos 98.000 millones de euros al cambio actual. Semejante valoración estaba, en aquella altura, casi 30.000 millones de euros por encima de la que presentaba Inditex.

No obstante, cuatro meses después – y a pesar de la guerra, la inflación y los rebrotes de Covid en China– la moda ha vuelto a dar la vuelta a la baraja. De nuevo, Bloomberg, indicó que distintos inversores buscan vender sus participaciones en Shein y, en estos momentos, estudian ofertas con descuentos de alrededor de un 30% sobre la valoración de 100.000 millones de dólares que alcanzó en abril

Para algunos analistas, las dudas sobre Shein vienen mayoritariamente por las críticas que recibe acerca de su transparencia y sus políticas de sostenibilidad, en un momento en el que Europa prepara medidas para controlar el residuo textil.

Por otro lado, al no cotizar en bolsa (se cree que podría acabar saltando a la bolsa de Nueva York en el horizonte de 2024) sus números están envueltos en cierta opacidad. En los últimos meses, distintas informaciones apuntan a que la ultra low cost habría cerrado el ejercicio 2021 con unas ventas de 16.000 millones de dólares. Un crecimiento de un 60% con respecto a 2020. Un incremento notabilísimo, pero muy lejos del espectacular 250% conseguido el año de la pandemia.

Los números de Fast Retailing

El pasado julio, Fast Retailing presentó los resultados correspondientes a sus nueve primeros meses fiscales, entre los meses de septiembre y mayo. Con un incremento de casi un 4%, sus ventas rozaron los 12.800 millones de euros, aún levemente por debajo de las cifras de 2019.

No obstante, el beneficio del grupo fue de 16.315 millones de euros, un 42% por encima de la prepandemia. Además, el grupo manifestó que prevé acabar el ejercicio (en agosto cierra su año fiscal) habiendo estirado las ventas en más de un 5,5%, así como disparando su beneficio en un 47%.

Con estas previsiones, parece quedar claro que, de momento, los grandes vencedores de un ejercicio convulso, marcado por la inflación, el alza de los costes y la marcha del (hasta ahora) pujante mercado ruso, Inditex y Uniqlo se mantienen a flote.

Las grandes casas de análisis también han mejorado sus previsiones para con respecto a Inditex. Goldman Sachs, por ejemplo, prevé que la textil cierre el ejercicio con unos ingresos de 31.106 millones de euros, por encima de la prepandemia, y unos beneficios que podrían llegar a los 4.000 millones.