Peralada se deshace de Poligal: venta tras el cierre en Narón

Tras el cierre de la planta gallega, la familia Suqué Mateu traspasa las plantas de Portugal y Polonia a la peruana Oben Group

Peralada se deshace de Poligal: venta tras el cierre en Narón

Grupo Peralada ha vendido los restos de Poligal apenas dos años después de anunciar el cierre de la planta de Narón. La compañía catalana traspasa a la peruana Oben Group las plantas de producción de film de polipropileno biorientado (BOPP) y de polipropileno cast (CPP) en Portugal y Polonia, así como oficinas comerciales en Alemania.

La familia Suqué Mateu, que no ha desvelado el importe de la venta, ha precisado que la operación responde «a una reorientación estratégica» del grupo, con intereses en sectores tan diversos como el turístico, el juego, la gastronomía, los espectáculos musicales, las bodegas o la automoción.

El consejero delegado del grupo catalán, Javier Carrasco, ha justificado la venta del grupo Poligal a esta compañía peruana porque la consolidación global del sector del film usado para envasado requiere «elevadas necesidades de inversión, presencia geográfica y liderazgo en I+D». «Ello ha llevado a Grup Peralada a una necesaria reflexión estratégica que ha concluido con la venta de Poligal como mejor manera de preservar su valor», concluyó.

El comprador es uno de los principales fabricantes de películas elásticas de Latinoamérica, con plantas de producción en Argentina, Chile, Perú, Ecuador, Colombia y El Salvador, y con gran variedad de productos para el embalaje y el envasado.