Stellantis Vigo presenta un nuevo ERTE que afectará a 3.700 trabajadores

Los problemas de suministro de la factoría son el principal argumento de la empresa, que lleva meses encadenando parones de producción sumando casi 300 turnos de trabajo suspendidos

Imagen de archivo de un operario en la planta de Stellantis en Vigo

Imagen de archivo de un operario en la planta de Stellantis en Vigo

La dirección de la factoría del Grupo Stellantis en Vigo ha planteado este lunes a los representantes de los trabajadores un nuevo ERTE de 90 días para todo el año 2022. Se trata del segundo de este año tras el aprobado el pasado marzo, cuyo juicio tendrá lugar mañana en el Juzgado de lo Social.

Este expediente de regulación temporal de empleo afectaría a 3.721 empleados con contratos indefinidos y a tiempo completo y sería aplicable una vez consumidos los días de adecuación y el saldo de la bolsa de horas, según fuentes sindicales.

Crisis de suministro

Sobre las razones de la decisión, la empresa indica que plantea un nuevo ERTE ante los problemas de suministro de la factoría, que ha visto como hasta 24 de sus principales proveedores están sufriendo en su actividad el impacto de la crisis. Esto ha provocado que en lo que va de año la planta haya tenido que suspender 296 turnos de trabajo (133 en el Sistema 1 y 163 en el 2) y que haya dejado de ensamblar 110.000 vehículos.

La compañía no espera que la situación se normalice al menos hasta la segunda mitad del año que viene o incluso hasta principios de 2023, lo cual, unido a los problemas logísticos, derivados principalmente de los retrasos en el transporte, y a la reducción de las expectativas de recuperación de la demanda, le lleva a tomar esta decisión, que ya había anticipado a principios de otoño.

La dirección se ha reunido este lunes con el comité de empresa y en 15 días deberá quedar resuelta la cuestión tras tres reuniones más los próximos 2, 9 y 13 de diciembre.