El precio de la vivienda creció en Galicia durante la pandemia

Aunque con menos intensidad que en ejercicios pasados, el precio de la vivienda libre en Galicia se incrementó un 2,2% en 2020, año del estallido del Covid

El precio de la vivienda creció en Galicia durante la pandemia

El precio de la vivienda libre se incrementó una medida del 2,2% en Galicia en 2020 en relación con el año anterior, una décima por encima del aumento registrado por la media estatal, según los datos que publica este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por tipos, el precio de la vivienda nueva se incrementó un 5,5%, mientras que la de segunda mano escaló un 1,8% durante el pasado ejercicio, marcado por la irrupción del Covid-19.

Sube, pero menos que en años anteriores

Eso sí, el crecimiento detectado el pasado año fue inferior al de ejercicios pasados. En global, el repunte del 2,2% es inferior al de 2019, que fue de un 4%, y al de 2018, de un 3,8%. En 2017, el crecimiento fue menor, del 1,7%. Hay que remontarse a 2014 para encontrar un año en la comunidad gallega en el que el precio de la vivienda libre bajase, un -1,2%.

En el cuarto trimestre del año, el precio de la vivienda libre se mantuvo sin variación en Galicia con respecto al trimestre anterior, pero experimentó un ascenso del 1,2%, en comparación con el mismo periodo del año anterior.

Datos estatales

En el conjunto estatal, el precio de la vivienda libre subió una media del 2,1% en 2020 con respecto al año anterior, registrando su séptimo repunte anual consecutivo y el menos pronunciado desde 2014, cuando el precio apenas se incrementó un 0,3%.

Entre 2008 y 2013, años marcados por la crisis económica, el precio de la vivienda libre registró descensos anuales de distinta intensidad: del 1,5% en 2008, del 6,7% en 2009, del 2% en 2010, del 7,4% en 2011, del 13,7% en 2012 y del 10,6% en 2013.

No fue hasta 2014 cuando el precio de la vivienda libre volvió a tasas positivas, con un repunte anual medio del 0,3%, que en 2015 se aceleró hasta el 3,6%, en 2016 hasta el 4,7%, en 2017 hasta el 6,2% y en 2018 hasta el 6,7%. Esa tendencia de aceleración se rompió en 2019 cuando el precio se moderó respecto al año anterior, con un repunte del 5,1%.

Por tipo de vivienda, el precio de la vivienda nueva subió una media del 6,5% en 2020, moderando en ocho décimas el repunte de 2019 (+7,3%). Con este incremento, el precio de la vivienda nueva acumula siete años de alzas.

Por su parte, el precio de la vivienda usada aumentó un 1,4% en 2020, más de tres puntos menos de lo que lo hizo en 2019 (+4,7%). Aunque también acumula siete años de alzas, el de 2020 ha sido el crecimiento medio más moderado desde 2014, cuando subió sólo un 0,1%.