El Gobierno vigués tumba la moción que pedía la anulación de la prórroga a Vitrasa

La moción del grupo Marea solicitaba la convocatoria de un nuevo concurso como anunció el alcalde antes de la pandemia de Covid

El Gobierno vigués tumba la moción que pedía la anulación de la prórroga a Vitrasa

11-01-2022 El alcalde, Abel Caballero, muestra imágenes de una publicación de The New York Times, en la que figuran las islas Cíes como uno de los 52 destinos para 2022. POLITICA AUTONOMÍAS SOCIEDAD CONCELLO DE VIGO

La concesión de bus urbano a Vitrasa seguirá vigente. Así lo ha decidido el pleno del Ayuntamiento de Vigo al rechazar este miércoles una moción del grupo Marea que instaba su anulación y pedía abrir un expediente a la empresa. En la votación, los ediles del PSOE, 20 de los 27 que conforman la Corporación, han votado en contra.

La propuesta de Marea de Vigo, defendida por su portavoz Rubén Pérez Correa, planteaba que el gobierno local debería abrir un expediente informativo a Vitrasa en caso de ejecutarse la inaplicación del convenio colectivo y los recortes salariales que ha anunciado. También destacaba que era necesario denunciar ante la Inspección de Trabajo los “graves incumplimientos” en materia laboral por parte de la empresa concesionaria.

Anular la prórroga

El grupo también solicitaba la anulación de la prórroga de concesión para que se convoque un nuevo concurso, como había anunciado el propio alcalde antes de la pandemia de Covid. Otros puntos solicitados en la propuesta era la realización de una auditoría externa del servicio, el inicio de los trámites para municipalizar su prestación y que se convoque el Consello Municipal de Transportes.

El portavoz ha calificado como un “profundo error” la prórroga de la concesión sin una cláusula que determine la fórmula de compensación a la empresa en caso de pérdidas. Además de ello ha criticado que Vitrasa utilice a su plantilla en un “chantaje” para lograr más ayudas públicas.

Sin capacidad para asumir el servicio

Por su parte, el concejal de Fomento, Francisco Javier Pardo, ha rechazado que se rescate la concesión para convertir en público el servicio de bus urbano, ya que el Ayuntamiento no tiene «capacidad» para asumirlo y una rescisión del contrato debe estar «justificada», y debe demostrarse que la administración puede prestar el servicio «a un menor coste». «No se puede largar sin dar alternativas», ha advertido.

Pardo ha recalcado que el Ayuntamiento de Vigo no da “ni un solo euro de dinero público” a Vitrasa. En palabras del concejal los 12 millones anuales que aporta son para sufragar las rebajas de tarifas y a los usuarios de la tarjeta PassVigo. Por tanto, ha defendido, ese dinero es “para los viajeros, no para la empresa”.

Por último el concejal ha destacado que el gobierno local tomará medidas si Vitrasa aplica el descuelgue salarial y rebaja los sueldos de sus empleos  una medida que sería «un abuso» pero que, «de momento no se dio».

 La moción de Marea de Vigo ha tenido el respaldo de este grupo, del PP y del BNG, pero ha sido rechazada por el voto contrario del grupo socialista.