La Xunta calcula que el Gobierno le ‘debe’ 570 millones por los fondos de reconstrucción

El vicepresidente segundo, Francisco Conde, critica los criterios cambiantes para el reparto de fondos y censura que no tengan en cuenta la despoblación o el envejecimiento de la población

Francisco Conde

Imagen de archivo del vicepresidente segundo de la Xunta, Francisco Conde, en el Parlamento de Galicia. Xunta

La Xunta de Galicia pone deberes al Gobierno con el reparto de los fondos de reconstrucción frente a la crisis del Covid-19. El vicepresidente económico de la Xunta, Francisco Conde, ha denunciado que el Gobierno central ha repartido a Galicia 570 millones de euros menos de los que le corresponderían por este concepto.

«Necesitamos que el Gobierno concrete y traslade con transparencia los criterios de reparto», ha subrayado Conde en su intervención, tras negar que por parte de la Xunta haya «ningún tipo de ocultismo» alrededor de fondos que giran en torno a partidas como sanidad, educación, transporte y también a aportaciones «adicionales o extraordinarias» en materia de sanidad, el plan estatal de vivienda o los fondos React UE.

Los criterios para el reparto de fondos

Conde ha reclamado que el reparto de estos fondos tenga «en cuenta» la despoblación, el envejecimiento, la dispersión poblacional, la transición digital y los niveles de renta per cápita, al tiempo que ha pedido claridad porque, a su juicio, el Ejecutivo central “está empleando criterios cambiantes que se están alejando de los que se emplean en el sistema de financiación autonómica».

El vicepresidente segundo de la Xunta, que ha cifrado en 270 millones de euros el monto de las ayudas concedidas por el Gobierno gallego, al tiempo que ha pedido al Ejecutivo de Pedro Sánchez. «actúe con los mismos criterios que el resto de países europeos» también en el establecimiento de ayudas directas y una «reducción» de la fiscalidad, porque la actual está «penalizando» a autónomos y pequeñas y medianas empresas (ha apuntado al IVA de peluquerías y a hogares vulnerables).

Críticas de PSOE y BNG

La oposición, por su parte, ha criticado a Conde por haber llevado a cabo sus trabajos «en conjunto con empresas y todo bajo el manto de la confidencialidad» para impulsar la economía con fondos extraordinarios. Esta estrategia, a juicio del BNG, «es poner en bandeja que anden feireando al mejor postor mientras la ciudadanía espera por un rescate que no llega».

Mientras tanto, el PSdeG, ha reclamado a la Xunta que ofrezca «un mayor apoyo» a los sectores más afectados por el Covid-19, al entender que «toda la capacidad de gasto hay que enfrentarla a reactivar la economía».

Deberes a Pedro Sánchez

Conde también se ha referido durante el pleno en el Parlamento de Galicia a la crisis industrial que afronta Galicia. En concreto, ha pedido al Gobierno que revise el estatuto electrointensivo porque el que se aprobó no es suficiente, ha instado a una transición energética “justa” con las centrales térmicas de As Pontes y Meirama y ha exigido “carga de trabajo” para Navantia, así como inversiones para que el dique seco sea «una realidad».

Además, el vicepresidente económico de la Xunta de Galicia ha defendido las ayudas concedidas por parte del Gobierno gallego a los sectores económicos más afectados por la crisis desatada por el Covid-19. Conde ha cifrado en 350 millones los destinados en el plan de reactivación de la Xunta: 180 para dotar de financiación al tejido empresarial y 170 para ayudas directas relacionadas con la digitalización, la innovación, la eficiencia energética, la movilidad sostenible y la transformación.

Por el momento, según sus datos, de más de 35.000 solicitudes, la administración autonómica ha resuelto esas 28.000. «Ocho de cada 10», ha subrayado.