Pharma Mar busca socios para vender más antitumorales en Europa

José María Fernández de Sousa tiende la mano a otras empresas para firmar contratos de licencia y encargarse así de la comercialización de sus fármacos en suelo europeo

Pharma Mar busca socios para vender más antitumorales en Europa

José María Fernández Sousa, presidente de Pharmamar.

Pharma Mar se lanza a explorar un nuevo camino. El presidente de la antigua Zeltia, José María Fernández de Sousa, reveló durante la junta general de accionistas que se celebró este miércoles en Colmenar Viejo (Madrid) que la compañía busca nuevos antitumorales para vender en suelo europeo.

«Estamos buscando alguna compañía que quiera licenciarnos algún antitumoral», ha destacado el también máximo accionista de la compañía. Y es que en la actualidad Pharma Mar solo vende un fármaco de estas características en suelo europeo. Se trata del Yondelis, que aportó 17,5 millones de euros en ventas netas solo en el primer trimestre del año.

A esta cantidad se suman otros 0,8 millones de euros que la firma se anotó en forma de royalties por las ventas de este fármaco logradas por su socio Janssen en Estados Unidos y por Taiho Pharmaceuticals en Japón.

«Somos una compañía bastante experta. Tenemos una experiencia importante con la FDA (la Agencia de Alimentos y Medicamentos), la EMA (Agencia Europea del Medicamento), la MHRA británica o la PMDA japonesa«, ha apuntado Fernández de Sousa.

Camino inverso al seguido con Jazz

El acuerdo, en el caso de concretarse, sería una versión contrapuesta al que Pharma Mar alcanzó con Jazz Pharmaceuticals a finales de 2019. Por aquel entonces, la firma de origen gallego venía de encadenar tres ejercicios consecutivos en números rojos y logró dar la vuelta a esta tendencia con este contrato milmillonario gracias al cual se ha encaramado hasta cifras récord de facturación y beneficios.

A cambio de ceder los derechos de comercialización de su antitumoral Zepzelca en Estados Unidos, Jazz Pharmaceuticals abonaría 200 millones de dólares como pago inicial y otros 100 millones en caso de que el fármaco lograse la aprobación acelerada por parte de la FDA americana (algo que ocurrió en el verano siguiente). Además de estos 300 millones ya recibidos, Pharma Mar ingresará otros 150 millones de dólares cuando Zepzelca logre el full approval de la FDA y otros 550 millones de dólares por el cumplimiento de determinados hitos comerciales.

A estas cantidades se suman unos royalties de casi el 20% sobre las ventas que Jazz Pharmaceuticals logre con Zepzelca. Solo por esta vía Pharma Mar se logró anotar 10,2 millones de euros en ingresos a lo largo del primer trimestre del año después de que el fármaco se haya consolidado como referencia en el tratamiento de cáncer de pulmón microcítico en segunda línea.

Según Fernández de Sousa, la cuota de mercado de Zepzelca en Estados Unidos ya se sitúa en el 37% y el fármaco podría recibir un nuevo empujón en el caso de que alguno de los cinco ensayos clínicos que tiene en marcha logra resultados positivos. Los más avanzados son el estudio Lagoon, que lleva la etiqueta de confirmatorio en Estados Unidos y de registro en Europa (tanto en monoterapia como en combinación con Irinotecan), y el IMforte, con el que Jazz Pharmaceuticals y Roche miden su eficacia para el tratamiento en primera línea en combinación con Atezolizumab.

Los atrancos por el Covid

Ambos estudios se encuentran en fase III, al igual que, por ejemplo, el ensayo clínico Neptuno. En él, la compañía testa la eficacia del Aplidin como antiviral contra el Covid-19. Por el momento se han reclutado 210 pacientes de los 609 previstos inicialmente, según desveló Fernández de Sousa en su intervención este miércoles.

Los hospitales de países como Turquía o Corea del Sur, incluidos en este ensayo, todavía no han testado el fármaco en pacientes afectados por Covid-19. El estudio «se ha ido retrasando porque el virus va cambiando. Hay que hacer sucesivas enmiendas al protocolo», ha reconocido el presidente de Pharma Mar, que ha asegurado que la crisis desatada por el Covid-19 impacta en los tiempos de la compañía.

«En los hospitales hay muchas bajas. (…) La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios está corta de personal y todo se está retrasando», ha lamentado Fernández de Sousa, que, en paralelo, ha anunciado que aumentará la plantilla de su filial Sylentis por encima de los 29 trabajadores actuales.